Mi marido es adicto al porno

Ser adicto a la pornografía es más frecuente de lo que se cree -sobre todo en hombres-, y lamentablemente la opinión de la sexología convencional moderna va en el sentido de considerar el hábito de ver porno como normal, para a veces tratar de integrarlo como un elemento más de la vida sexual de la pareja “normal”.

adicto-al-porno

Vamos a ser claros: nuestra opinión es exactamente la contraria: consideramos a la pornografía como algo potencialmente nocivo para el individuo, y con un tremendo poder de convertirse en una verdadera adicción de consecuencias terribles para la persona y su familia. ¿Por qué? Desde nuestro conocimiento de la energía sexual, vemos que cuando el individuo ve fotos o vídeos pornográficos existe un mecanismo a nivel sutil de drenaje de su energía sexual, que llega a su grado máximo si llega a masturbarse y eyacular.

Por el contrario, proponemos a la persona o pareja que desee ampliar las modalidades de su expresión de la sexualidad que cultive las fantasías sexuales propias (no las de terceros) y las ponga en práctica prudentemente y en la medida de lo posible. A este respecto recomendamos la lectura de cualquiera de nuestros libros de sexualidad, en especial el libro Energía Sexual.

Asimismo, si tú o tu pareja padecéis o creéis que sois adictos al porno, no dudéis en contactar con nosotros a través de nuestra consulta. Aunque no es nuestra especialidad, podremos poneros en contacto con profesionales de calidad.

 

Adicto al porno | Casos reales

A mi novio le gusta la pornografía

Necesito ayuda. Llevo tres años con mi pareja. Ya antes de vivir juntos, descubrí que veía porno para masturbarse, me molestó bastante, pero no le di más importancia, pues tampoco llevábamos mucho tiempo de relación. Hace casi tres años que vivimos juntos, nuestro compromiso cada vez es más grande, incluso estamos buscando un bebé, pero sigo observando que ve porno a solas y se masturba. Y yo no entiendo nada, he mirado mucha información, y casi todo lo que leo exculpa a los hombres de este comportamiento. Yo intento una y otra vez no darle más importancia, pero no puedo evitar sentirme humillada, engañada, y además de pensar que me falta el respeto, me baja muchísimo la autoestima. Creo que cualquier mujer es más atractiva, guapa y que vale más que yo. No puedo evitar sentir repugnancia cuando pienso en la escena de imaginármelo masturbándose con esas mujeres, y pienso en lo que pensará mientras lo hace. Cada vez que hay una mujer cerca, con escote, falda, arreglada, con más pecho que yo, más alta, más guapa, no puedo evitar mirarle y pensar en qué se estará imaginando con esa mujer…. Lo estoy pasando realmente mal con este asunto, y yo no hago más que darle sexo por si soy yo el problema. No tengo ningún tabú para las relaciones sexuales, me adapto a todo, pero parece que no es suficiente. Lo he hablando con él, y no sabe contestarme, lo que me quema más aún. Y cada vez que vuelvo a preguntarle, me dice que por favor lo deje, que bastante tiene él con la vergüenza… ¿Vergüenza? No puedo evitar sentir dolor y humillación.

No se me arrima pero ve porno

Mi pareja tiene 37 y yo 30 años. El sexo es muy monótono, siempre es lo mismo y hemos perdido el apetito sexual. El caso es que nos queremos mucho, pero al final yo me enfado cuando han pasado equis días -por ejemplo, una semana- y no se ha arrimado a mí sexualmente. Abracines continuamente. Tampoco yo me arrimo mucho, pero cuando alguna vez lo intentas y no ha querido, pues ya no me apetece arrimarme al día siguiente, ni al siguiente, ni el siguiente…

Sin embargo, parece que tiene menos apetito sexual, pero según se queda solo en casa, ve porno. He intentado hablar con él si es por vaguería o comodidad del porno, y le he propuesto verlo juntos… Pero me cambia de tema, y creo que le avergüenza. No sé… Quizá sea un adicto y necesite ayuda.

Infiel no es, porque pasamos demasiado tiempo juntos, y ahora acabamos de mudarnos a una ciudad nueva en la que no conocemos a nadie. Yo trabajo desde casa, y él trabaja a turnos pero más bien poco. El resto del tiempo está conmigo. Muchísimas gracias.

Mi marido es adicto al porno y no me desea

Mi problema es el siguiente: desde hace diez años vivo con mi pareja y casi desde que nos comprometimos empezó el problema, aunque realmente ya estaba desde que éramos novios, pero yo no lo note mucho y no le di importancia. Resulta que mi marido y yo no tenemos sexo desde hace más de un año, y los años anteriores durábamos 4, 5 ó 6 meses sin hacer el amor. Él ve pornografía y se masturba; eso es lo único que hace. Le consigo películas pornográficas escondidas ve pornografía por Internet. Lo hemos discutido pero el dice que yo estoy loca que eso es normal y yo no sé qué hacer.

Desde que soy adicto a las webs eróticas no se me pone como antes

Buenos días, tengo 24 años de cuerpo delgado. Resulta que llevo unas 3 semanas que me cuesta mucho ponerme cachondo, o sea, tengo más o menos ganas de hacerlo o masturbarme pero me cuesta mucho ponerme cachondo tanto viendo vídeos eróticos como estando con mi pareja. Aunque al final me consigo poner cachondo y tengo masturbaciones y llego a practicar sexo con mi pareja, la erección no me dura tanto como antes. Estoy súper rayado porque antes de entrar a las páginas web eróticas ya me ponía cachondo de pensarlo al igual que al estar con mi pareja: solo de pensarlo me ponía súper salido, y últimamente pues tengo pocas ganas y me rayo. Espero respuesta. Saludos y muchas gracias.

Esta entrada fue publicada en Sexología. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Mi marido es adicto al porno

  1. Roy dice:

    Yo quisiera saber que ocurre conmigo y si tengo que acudir un doctor porque tengo erecciones flácidas. Tengo 23 años, me considero saludable. No bebo, no fumo, no drogas, no soy obeso ni gordo, soy d contextura normal, trato de comer saludable, lo que sí, fallo en hacer ejercicios porque paso ocupado por la universidad.
    Cuando empecé este “despertar” por el gusto hacia las mujeres, a los 12 años, mis erecciones eran fuertes, tanto que a veces llegaban a doler un poquito por la presión que hay dentro del pene durante la ereccion. Durante los 13 “descubrí” las masturbacion y la pornografia, lo hacía casi todos los días pero disminuyendo en frecuencia con el paso de los años hasta llegar a máx 2 masturbaciones por mes; aprendí a masturbarme sin mover el prepucio de arriba abajo, solo lo hacia hacia abajo con los dedos gordos presionando con ellos también la base del pene mientras movía la pelvis de arriba abajo, en menos de 3 minutos consigo una eyeccion si hago eso.
    Era una locura, he llegado a masturbarme 6, 8 veces en la misma ronda, no continuaba ya porque llega un punto en el que el pene se queda flácido después de tantas erecciones y eyaculaciones.
    El resultado: mis erecciones son débiles y la eyaculación es precoz.
    La diferencia es muy grande hace 1 década mis erecciones eran muy duras ahora son blandas, también he notado que se me han brotado las venas del pene, desde los 16 se ve “venoso”, quizá a alguien le parezca sexy, yo no sé pero la verdad yo creo que esto tiene algo que ver con mi problema, pienso que podría ser circulatorio. Es un vena medianamente gruesa que apareció en la parte de arriba del prepucio y el resto son capilares o venas finas que se ven a lo largo del pene.
    Soy virgen, no he tocado mujer alguna así que no se como sea en el acto sexual pero con ver que puedo eyacular en 8 minutos de pornografia SIN estimular el pene ya ver eso me da miedo y me daría temor intentar algo con alguien. Quisiera estar saludable, no creo que tenga sexo con alguien en el corto plazo pero si me gustaría tener mi cuerpo sano.

  2. Pepa dice:

    Hola tengo 38 años y 10 años de casada, mi esposo no tiene sexo conmigo desde hace mas de 7 años. Esta situacion la tuvimos desde novios tambien,incluso nos casamos en medio de la situacion que mejoro un poco, en 2008 nos separamos por un tiempo, el volvió sólo yo no lo busque ni lo llame. En la reconciliacion sali embarazada y de ahi en adelante la situación empeoró y no ha habido ningún momento para solucionarlo. Una vez me tome la tarea de deshinibirme, lo que es bastante dificil para mi. Me puse un trajesito muy sexy y frente a el me masturbe y le baile, cerre los ojos para que nada afuera me sacara de concentracion y al abrir los ojos el estaba dormido, eso me hizo sentir muuy dolida, furiosa y rechazada. Hemos hablado y me indica que yo tengo todo muy regado, que no me aseo lo suficiente, que no lo dejó respirar, que estoy con la misma ropa desde que llegó del trabajo, que no disfruto de nada, que siempre estoy malhumorada. En realidad últimamente no me dan deseos ni de bañarme, ni de ir a trabajar y todo me hace perder la paciencia rapidamente. Además las discusiones son bastante acaloradas y no se soluciona nada. Siento que se a alejado tanto de mi que ya ni lo conozco y no le afecta mi dolor. Me siento fea, poco atractiva, nada de sexy, muy nerviosa e intranquila. Desde el 2006 estamos viviendo en una crisis económica muy fuerte, el perdió su negocio y el dinero devengado en el. Hace unos 9meses nos mudamos a la Florida y el no ha conseguido trabajo, la única que esta trabajando soy yo. El ya no quiere hablar más del tema por que y que esta harto por que siempre hablo de lo mismo. Mi pareja es efusiva al hablar de cualquier tema, orgulloso, se molesta fácilmente, no sabe trabajar con su stress, se siente poca cosa si no tiene dinero, le gusta dar instrucciones y supervisar,le busca explicación a todo lo que le interesa, muy estructurado, es seco y parco en lo que dice, indica que no necesita de nadie y me dice que si yo no me sintiera satisfecha con el no lo buscaría para tener intimidad. Se que ve pornografía lo he cachado un par de veces y la realidad es que eso me destroza por que no tiene intimidad conmigo. Necesito ayuda por que esto ha afectado mi autoestima en gran manera, mi hijo y mi yo me necesitan en mi mejor condicion. Gracias

  3. Reina dice:

    El motivo de mi consulta es que estoy preocupada por el consumo excesivo de pornografia por parte de mi pareja.
    Nuestras relaciones sexuales no han sido especialmente frecuentes nunca, pero a raíz de mi embarazo y maternidad se redujeron drásticamente. Después las retomamos con normalidad, pero siempre soy yo la que debo tomar la iniciativa y a veces me rechaza o me dice que “parece que estoy en celo”. Durante los primeros meses tras la maternidad yo notaba que el hacia muchas y muy largas visitas al baño, y pensé que sería normal por la situación, pero cuando mi deseo sexual se normalizó y buscaba tener relaciones con el a menudo me encontré que su conducta no cambiaba.
    En junio pase varias semanas fuera de casa con el niño, al volver, y aunque teníamos relaciones sexuales me di cuenta de que estaba un poco enganchado al porno y descubrí que tecleaba mucho en el teléfono cuando iba al baño (y perdía la noción del tiempo). Intenté hablar con él pero negó todo.
    Pero redujo sus visitas al baño en casa, sin embargo hace un par de meses descubrí en el historial (q suele borrar cuidadosamente) que visitaba con muchísima frecuencia página pornográficas y que, la mayor parte de las veces lo hacía desde el trabajo. También encontré una página de chat de sexo. Lo hablé con él y me negó que hubiera utilizado los chat, aunque reconoció q muy de vez en cuando veía porno, su repuesta fue que todos los hombre lo hacen y que él es de los que menos lo ve)
    Yo he tratado de mostrarme más cariñosa y le dije que me apetecía tener sexo con más frecuencia. Desde ese momento es extremadamente cuidadoso en casa, y han aumentado el número de relaciones que mantenemos, aún así yo tengo la sensación de que lo hace por que yo no me sienta mal, pero el nunca o casi nunca toma.la iniciativa, le noto como forzado.
    En alguna ocasión le cuesta alcanzar el orgasmo y noto que cierra los ojos y levanta la cabeza (como si estuviera recordando o tratando de visualizar alguna escena), cuando he querido hablarlo con él siempre rehuye el tema.
    Este tema, Unido al hecho de que me miente con mucha frecuencia y me oculta información, me tiene bastante angustiada
    El fin de semana pasado discutimos por otro tema y he visto que buscado páginas web pornográficas en el trabajo todos los días unas tres veces,salvo un día que estuvo de viaje de trabajo con compañeros.
    Me preocupa que pueda ser adicto y que recurra a estas páginas y/o a la masturbación como vía de escape.
    Por otra parte, el es un hombre que tiene un comportamiento en la vida en general bastante “sexualizado”, mira mucho a las mujeres las ” cataloga” por su físico utiliza un tono de voz y una actitud distinta cuando habla con un hombre que con una mujer (aunque sea un tema de trabajo o una visita al dentista), sin embargo conmigo se muestra demasiado comedido y, si en alguna ocasión le he hablado de la frecuencia con la que tenemos relaciones el me dice que el no es “como la mayoría de los hombres”, que ni necesita tener varios orgasmos a la semana, que con tener relaciones de ” ciento en viento” le es suficiente.
    Me gustaría saber su opinión y si considera que tiene algún problema. Me gustaría tratarlo con él abiertamente, pero siempre rehuye el tema o lo niega

  4. Juan favaro dice:

    donde compro el libro ( Energía sexsual )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *