Recomendaciones para una primera cita

Cita a ciegasCitarse por primera vez con una persona del sexo opuesto que has conocido por Internet conlleva peligros, incluso si lleváis chateando y escribiéndoos desde hace algún tiempo. En este artículo te ayudamos a disminuir los riesgos y hacer que vuestra primera cita en vivo se produzca en las mejores condiciones posibles y con la mayor seguridad.

Este artículo va especialmente dirigido a personas que se reúnen con la intención de conocer mejor a un candidato o candidata a ser su pareja estable y comprometida, o para fines matrimoniales. En ningún caso recomendamos citarse para tener sexo casual o esporádico, cuyas desventajas señalamos aquíNo obstante, cualquier clase de primera cita en vivo se da siempre entre dos individuos que jamás se han reunido en persona y que en la mayoría de los casos poseen muy poca información el uno del otro. Para evitar los riesgos importantes que conlleva esta situación, hemos seleccionado los siguientes consejos.

 

Consejos para disfrutar de una primera cita

1.- Toma una decisión. Tómate un tiempo para decidir si merece la pena llevar a cabo la cita. En la medida de lo posible intercambia correos electrónicos y chatea con el fin de conocer a la persona lo mejor posible y tener la información suficiente para tomar la decisión.

2.- El sitio perfecto. Queda en un sitio neutro y público, y evita en todo momento estar a solas la primera vez. Al finalizar, si no tienes un vehículo para regresar a casa coge transporte público. Una vez a solas podrás analizar cómo ha ido el encuentro y si merece la pene citarse de nuevo.

3.- ¿Planificación? Lo mejor para una cita estándar es quedar “a tomar un café” pues así se abren las posibilidades de qué hacer después, o de dar por finalizada la cita cuando se termina el café si la tarde no está siendo agradable. El problema de hacer planes concretos con un desconocido –ir a bailar, al cine, “de fiesta”, etc.- es que se pacta de antemano un compromiso innecesario, y que puede llevarte a pasar un prolongado “mal rato”…

4.- Vestimenta y horario. Vístete apropiadamente para la ocasión –casual y elegante- y no te retrases; es mejor llegar unos minutos antes para relajarse y adaptarse mentalmente al escenario.

5.- Evita los silencios. Quizá se produzcan silencios en el transcurso de vuestras conversaciones. Por ello conviene memorizar 4 ó 5 preguntas y asignarlas a tales momentos con el fin de paliar la incomodidad que pueden suponer.

6.- Tranquilízate. Si el encuentro comienza a gustarte de tal modo que incluso supera tus expectativas, trata de disimular la emoción en cierta medida sin dejar de ser natural y no trates de impresionarle con exageraciones o mentiras. Permanece con tranquilidad y ten paciencia; la sinceridad te conducirá por el buen camino.

7.- Olvídate del sexo. Si nos lees, ya sabes nuestra opinión sobre las aventuras esporádicas y el sexo fuera del contexto de una pareja estable y comprometida. Si no nos lees habitualmente, te invitamos a hojear nuestro blog, cuyo punto de vista se basa en la medicina basada en la evidencia y en el concepto tradicional de Energía Sexual.

8.- No tengas expectativas demasiado altas. Simplemente ve con la intención de conocer a la persona, divertirte y tener información más fidedigna para decidir si te conviene o no continuar la relación. No descartes encontrarte con el amor de tu vida, pero trata de ser ecuánime y mantener un estado de relajación y concentración óptimo para alcanzar tus objetivos.

9.- No te excedas hablando de ti. No presumas de tu éxito en la vida ni de tus bienes materiales; sé prudente en la información que aportas sobre tus datos y vida personal. Ten en cuenta que toda esa información podría ser empleada en tu contra en el peor de los casos.

10.- Evita la agresividad. Omite preguntas demasiado personales y trata de emitir respuestas abiertas, es decir, no te limites a decir sí o no. Aprovecha sus preguntas para hilar con otros temas de los que te gustaría conversar. Intenta que exista un clima de amabilidad y simpatía, incluso si te estás empezando a desilusionar. No te preocupes, para eso también tenemos una solución.

11.- No te apresures. No menciones nada sobre quedar otra vez hasta que no hayas tomado la decisión, para lo que debes tener paciencia. Si realmente no tienes interés en un nuevo encuentro, contesta negativa pero cortésmente a su invitación, si la hubiera.

12.- Planea una ruta de escape. Hay muchas posibilidades (como los servicios de Speed Dating) pero la más simple es haber planificado con un amigo una llamada al móvil 30-45 minutos después del inicio de la cita. Si el encuentro está siendo horrible dile que tienes una emergencia y que te tienes que marchar de inmediato. Por ejemplo, te dejaste algo en casa de un amigo y te han llamado para saber cuando puedes ir a recogerlo. De ese modo practicas una “salida limpia” del callejón sin salida en que puede convertirse una mala primera cita.

13.- Estudia a la persona. Y si encuentras cualquier signo de sospecha de que tienes delante de ti a un/a psicópata, a alguien “sumamente extraño” o con intenciones deshonestas utiliza la ruta de escape o la salida de emergencia, tras poner la excusa de que necesitas ir al baño.

14.- Exprésate al final de la reunión. Con sinceridad y amabilidad comunícale si tienes la intención de volver a quedar o si por el contrario, no deseas un nuevo encuentro. En este último caso hazlo con corrección y comunícale en un tono amigable que piensas que no sois compatibles. Escucha la opinión del otro con empatía y comprensión y di lo que piensas sin dejar lugar a dudas, con el fin de prevenir cualquier tipo de confusión o malentendido en el futuro.

15.- Que se lleve una buena impresión. Si te ha gustado la persona, extrema la paciencia y ten un solo objetivo: que se lleve una buena impresión de ti. Si se da este caso y acordáis volver a veros de nuevo, has triunfado. Deja la siguiente cita para que se abran las opciones.

Tu opinión nos interesa: ¿qué te ha parecido este artículo?

 

Citas a ciegas. Casos reales

Quiero consejos para quedar con el chico del chat

Hola, soy mujer y tengo 32 años. Hace poco conocí por chat a un chico de 23 años; hablamos mucho, charlamos, y una vez empezamos a hablar temas bastante íntimos y llegamos a tener sexo telefónico y por chat, pero sin cámara.

Hemos hablado de conocernos, siendo conscientes de que no queremos nada serio por la diferencia de edad, incluso inicialmente nos conoceríamos sin llegar a mayores, y ya veríamos si daríamos un paso más.

Se que esa decisión es solo mía, y aún no estoy segura de que quiero que pase, porque la verdad, sé que si lo veo, sería muy difícil que no pasara nada por todo lo que hemos hablado.

Hace más de 3 años que no tengo relaciones y realmente me hace falta, pero nunca he tenido sexo ocasional. La única persona con la que he estado ha sido mi pareja y por eso estoy confundida, no es un tema que me sienta hablando cómoda con alguien cercano o algún profesional personalmente, y por eso no quiero ir a una consulta en persona.

Realmente quiero que me den recomendaciones sobre qué cuidados debería tener en caso de que pase algo. Es posible que si se den las cosas tengamos sexo oral, anal o vaginal y claramente sería con condón pero no quiero luego arrepentirme.

¿Qué cuidados de enfermedades debería tener? ¿A nivel de seguridad es mejor buscar un sitio para estar juntos o mi casa (no quiero que sea en la suya)?

Esta entrada fue publicada en Amor y belleza. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *