Causas de la frigidez femenina

Conocer las causas de la frigidez o falta de libido en la mujer es el primer paso para solucionar este problema. Si usted cree que sufre deseo sexual hipoactivo o cualquier otra disfunción sexual femenina, le recomendamos que consulte a un profesional lo antes posible. Asimismo, le sugerimos que realice este test sexual con el fin de hacerse una mejor idea del estado de su libido o apetito sexual.

A continuación exponemos un resumen de las principales causas del deseo sexual hipoactivo, definido como “la disminución (o ausencia) de fantasías y deseos de actividad sexual de forma persistente o recurrente que provoca malestar acusado o dificultades de relación interpersonal” (Clasificación DSM-IV-TR).

 

Frigidez | Causas psicológicas

Problemas de pareja. Los más frecuentes son las dificultades en la comunicación, los conflictos de pareja y los problemas de la intimidad.

Desinterés hacia el erotismo en general. Se trata de un deseo hipoactivo de causa desconocida que se produce en mujeres con escasa motivación para mantener relaciones sexuales.

Disfunción sexual previa o en la pareja. Si la mujer sufre otro trastorno (anorgasmia, dispareunia, vaginismo, etc.) o el compañero padece impotencia o eyaculación precoz, existe una mayor predisposición a presentar frigidez.

Depresión, ansiedad, cambios de la autoimagen y otros trastornos del estado de ánimo. Cuando la mujer los padece suele disminuir su libido con frecuencia.

 

Frigidez | Causas físicas

Alteraciones hormonales. Déficit de estrógenos o andrógenos, aumento de prolactina o modificaciones hormonales propias de la menopausia.

Medicamentos. Principalmente los antidepresivos de la familia de los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS): fluoxetina, paroxetina, citalopram, etc.

Diabetes mellitus, hipertensión arterial, cardiopatías, insuficiencia renal y otras enfermedades crónicas.

Si te han diagnosticado de deseo sexual hipoactivo o crees que lo padeces, te recomendamos poner medidas para resolverlo cuanto antes, y te sugerimos que conozcas nuestro tutorial online con ayuda para solucionar la anorgasmia.

Esta entrada fue publicada en Deseo hipoactivo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *