Me han violado, ¿qué hago?

me han violadoSi has sido víctima de una violación o de cualquier otro atentado hacia tu libertad sexual, te conviene conocer ciertas consideraciones legales que te presentamos a continuación.

En primer lugar debes acudir a tu centro de salud u hospital de referencia para ser atendida por un médico. La emisión del parte de lesiones es obligatoria en atención primaria y hospitalaria. En el caso de las agresiones reiteradas o crónicas también se debe realizar el parte judicial. Tras la valoración psicológica inicial, es necesario el seguimiento posterior en los servicios especializados (salud mental, servicios específicos de atención a las víctimas, etc.) debido al alto riesgo de secuelas psicológicas derivadas de la agresión, como trastorno de estrés postraumático, ansiedad generalizada y fobias. Deberá realizarse desde atención primaria un seguimiento de la víctima para los controles serológicos, prevención de posibles infecciones de transmisión sexual (ITS) y otras actuaciones que pudieran resultar precisas.

Entre los delitos contra la libertad sexual cabe distinguir dos tipos bien diferenciados: por un lado el abuso sexual, descrito en los artículos 181 y 182 del código penal del 1995, y modificado mediante la ley orgánica 5/2010, y por otra parte la agresión sexual, tratada en los artículos 178 a 180.

Se considera abuso sexual cualquier atentado contra la libertad sexual de otra persona sin que medie consentimiento. La agresión sexual, a diferencia del anterior, implica la implementación, por parte del agresor, de violencia o intimidación. El tipo básico (atentado contra la libertad sexual mediante el uso de violencia o intimidación sobre el sujeto pasivo) conlleva una pena de prisión de uno a cinco años. En el tipo agravado (comúnmente denominado violación: existe además acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal, o introducción de miembros corporales u otros objetos por vía vaginal o anal) la pena aumenta a un tramo de seis a doce años de prisión.

 

Delitos contra la libertad sexual. Circunstancias agravantes

  • El empleo de la fuerza
  • Víctima menor de 12 años
  • Víctima padece trastorno mental
  • Privación del sentido
  • Práctica de la agresión en grupo
  • Utilización de medios especialmente peligrosos susceptibles de causar muerte o lesiones graves
  • Recurso a la superioridad, el engaño o el parentesco

También se castigará con una pena de prisión de uno a tres años o multa de doce a veinticuatro meses a todas aquellas personas que, mediante la utilización del teléfono o de cualquier otra tecnología de la información y la comunicación, contacte con un menor de trece años y le proponga concertar un encuentro a fin de cometer un delito de abuso o agresión sexual.

El 29 de mayo de 2013, el Gobierno español propuso a los grupos políticos elevar la edad de consentimiento sexual de los 13 años actuales hasta los 16 años. Posteriormente, el anteproyecto de reforma del Código Penal ha sido modificado por el Ministerio de Justicia para elevar la edad mínima de consentimiento para mantener relaciones sexuales con adultos desde los 13 años a los 15 años.

Esta entrada fue publicada en Sexología. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *