Mi marido tiene baja autoestima

Ayudar a un esposo o pareja con baja autoestima es complicado, sobre todo si comienza a presentar disfunciones sexuales a consecuencia de una escasa confianza en sí mismo como persona y como hombre. Cada vez hay más mujeres con este problema habida cuenta que el varón del siglo XXI está sujeto a un cambio de rol que no se había producido jamás en la historia, al mismo tiempo que debe adaptarse a una moda sexual, en la que en muchas ocasiones se le exige un rendimiento exagerado.

baja autoestima

En estos casos la fémina debe obrar con paciencia y tolerancia, pero no es recomendable una actitud de resignación ni de inercia. Por el contrario, deben ponerse en marcha todos los recursos posibles para frenar un problema cuyas consecuencias pueden ser nefastas para la viabilidad de la pareja. Su médico de familia, un buen profesional de la psicología o los servicios de trabajo social de su zona pueden proporcionarle una orientación muy valiosa y efectiva. Aquí también les podemos ayudar.

 

Mi esposo tiene baja autoestima | Historias reales

Su autoestima está débil y se siente estresado

Mi marido tiene 52 años, yo 43. Me casé embarazada hace dos años y pico, tiempo que tiene mi hija de dos años. Nos conocimos hace cinco años. Al principio él quería hacerlo todos los días y bebía mucho, por lo que no conseguía la erección. Somos personas adultas pero mi marido al principio tenía bastante interés por el sexo, pero luego me di cuenta de que no tenía deseo, ni hacia mí, ni hacia otras personas, ni hombres ni mujeres.

Ya estoy curtida en el tema y no es homosexual; al menos no me lo parece. He tenido muchas conversaciones con él sobre este tema, y me dice que le falta vigor. El sexo nunca ha sido nuestro fuerte como pareja, pero siempre soy yo la que tengo que proponerlo y cada vez me cuesta más que acceda. Me rechaza cariñosamente pero pone excusas, y al final, cuando lo consigo, es sexo simple, siempre igual, no le gusta variar mucho.

Tiene problemas de erección. Yo lo entiendo y le ayudo, ha ido al médico y al psicólogo una vez, y esto se ha agravado porque ahora no tiene trabajo. Su autoestima está débil y se siente estresado. Yo me siento a veces humillada y rechazada. Sé que no soy yo, es él, pero me cuesta mucho a veces hablar de este tema con él.

No hay problemas de terceras personas. Él es una persona muy inteligente pero no pasa a la acción. Es un tema muy hablado pero por su parte nada pasa. El caso es que yo a veces pienso en dejarlo estar -porque para mí es humillante estar mendigando cariño-, y buscarme un amante que me haga sentir deseada.

Su actitud es como si fuera una mujer, pone excusas como una mujer haría: me duele la cabeza, hoy no estoy de humor, mañana lo haremos… y luego nada. Y después en la cama también es como si fuera un poco “hielo”; quiere satisfacerme pero no se mueve apenas… Un poco raro, solo cuando va un poco bebido se anima más.

En fin, en resumen este es mi problema, porque también es mío y yo ya no sé que hacer. A veces pienso que está conmigo solo por la niña. Se hizo análisis y la testosterona la tiene también muy baja. Le compré maca, vitaminas y tampoco hubo mucho resultado. É sigue sin tomar la iniciativa, y lo hacemos una vez al mes, después de mucho insistir. El insiste en que lo que le pasa es que está estresado… Y yo, bueno, soy muy paciente, pero todo tiene un límite. Gracias.

Esta entrada fue publicada en Amor y belleza. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *