Necesito más sexo

Muchas mujeres necesitan más sexo que su pareja, y eso no quiere decir que sean ninfómanas, aunque a veces sean calificadas así por algunos cónyuges que en vez de intentar solucionar un problema real y peligroso para la relación, tratan de evadirlo o inventan excusas casi siempre absurdas. A veces se trata de hombres con libido anormalmente baja que no quieren reconocer su trastorno.

Necesito más sexo

En este artículo te presentamos una estrategia con cinco medidas muy efectivas para poner en práctica si requieres más sexo que tu esposo y te parece escasa e insuficiente vuestra frecuencia de relaciones sexuales.

 

Cómo espabilar a un marido con poca iniciativa

Si quieres hacer el amor más a menudo con él presta atención a los pasos que debes seguir. Si los llevas a cabo y no te resultan eficaces, contacta con un coach sexual o clínica de sexología:

1.- Díselo. No te demores en comunicárselo; con amabilidad y prudencia, pero díselo. Si llevas meses sufriendo en silencio posiblemente no se trate de un problema puntual de él, y puede convertirse en una rutina con efectos demoledores para vuestra relación de pareja.

2.- Insiste y profundiza. Si te pone excusas o lo achaca a causas poco razonables o inciertas, no dejes de insistir en conversar sin miedo sobre el asunto. Desahógate y sé sincera sin llegar intimidarle, e intenta que él también sea franco. Considéralo como una buena oportunidad para conoceros mejor.

3.- Llegad a un acuerdo. Una vez que hayáis descartado posibles causas del problema -falta de atracción, infidelidad, causas médicas de baja libido masculina, falta de confianza en sí mismo, etc.- poned medidas para solucionarlas y llegad a un acuerdo en cuanto a la frecuencia sexual óptima: número mínimo de encuentros que disfrutaréis al mes. No desistas hasta conseguir la periodicidad acordada durante al menos 4 meses.

Si a pesar de poner en práctica estas tres primeras medidas no avanzáis, puede que se trate de un problema de compatibilidad sexual. Haz click aquí para hacer un test que te ayudará a comprobarlo.

4.- Caliéntalo. Si llegas al punto 4, ¡enhorabuena! No es tan fácil llegar aquí sin la ayuda de un sexólogo. Ahora que vais cogiendo ritmo puedes comenzar a emplear el arte del manejo de la energía sexual femenina para consolidar resultados: coquetea, resístete, embellécete, sedúcele y juega al acercamiento – alejamiento. Aunque seáis pareja estable, nunca te conviertas en un objeto siempre listo para ser usado.

5.- No bajes la guardia. Aunque esta estrategia tenga éxito y paséis una buena racha, ten en cuenta que una pareja estable tiene sus altibajos en todos los aspectos; de lo que se trata es sean lo menos pronunciados posible. Sé flexible para adaptarte a las circunstancias, ten paciencia y comprensión cuando se produzcan bajadas en la actividad sexual por causas razonables, y no lo agobies nunca. No obstante, si la situación se vuelve de nuevo demasiado monótona, no dudes en reiniciar esta estrategia. Si te ha dado resultado una vez, puede ser efectivo repetirla.

 

Necesito más sexo que mi esposo | Historias reales

Mi marido siempre está cansado

Llevo 3 años con mi pareja y siempre hemos tenido relaciones sexuales muy buenas y a menudo, pero desde hace un año las relaciones son más escasas, aunque cuando las hay son igual de buenas.

Él empezó a trabajar y siempre esta cansado. Yo siento que necesito más sexo y que podría hacerlo muchísimas veces más, y ahí está el problema, ya que no me atrevo a buscar a mi pareja porque en un par de ocasiones él me rechazó; es decir, estaba cansado y no quiso.

Yo he hablado con él y dice que la que tengo el problema soy yo, y es que quizás sea así, pero no quiero volver a sentirme rechazada. Él dice que le gusto como siempre y que tiene ganas pero la situación se ha complicado porque yo tengo miedo de tomar la iniciativa, y él supongo que también se siente presionado.

Todo esto me hace sentir mal. ¿Qué podemos hacer? Somos una pareja que nos compenetramos muy bien y tenemos mucha confianza, pero este tema no sabemos como abordarlo.

Por otra parte, aproximadamente también hace un año que sufro dolores vaginales cuando me excito; es un dolor intenso pero no me molesta en exceso y se me quita muy rápido. ¿Puede ser de todo esto? ¿O de que puede ser? Muchas gracias por ayudarme.

Esta entrada fue publicada en El mundo de la pareja. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *