Por qué eres impotente

Medidas contra la impotenciaSi te has preguntado alguna vez porqué se produce la impotencia, en la presente publicación ofrecemos una serie de claves sobre los hábitos mentales que dañan la virilidad desde el punto de vista de la energía sexual. Si te interesa más una visión “científica” de las causas de la disfunción eréctil, posiblemente preferirás leer este otro artículo. Sin embargo, quizá te convenga descubrir que detrás de tales “causas” aceptadas por los científicos existen unas verdaderas raíces de las malas hierbas que truncan la virilidad del hombre moderno.

Qué produce impotencia

1) Dieta ácida: basar una dieta en carnes rojas, alimentos altos en grasas saturadas, dulces y comida “basura” (hamburguesas, pizzas, etc.) no sólo encamina al sobrepeso, obesidad y enfermedad cardiovascular, sino que al sobrecargar el sistema digestivo y acidificar la sangre, el organismo tendrá que gastar energía para contrarrestar tal acidificación, y por tanto, la energía sexual -un aspecto de la energía vital- se verá afectada negativamente. En un ambiente de sangre con ph normal o ligeramente alcalino, la erección sale beneficiada. Si quieres optimizar tu dieta, quizá te interese conocer nuestro servicio Dietas Chi.

2) Sedentarismo: hacer circular la energía vital mediante el ejercicio físico y el deporte mejora el riego sanguíneo de todos los órganos -incluido el eréctil-, y por su efecto beneficioso sobre la producción de endorfinas, otorga una mayor capacidad de reacción al estímulo erótico. Una vida sedentaria conlleva el efecto contrario.

3) Miedo y obsesiones: sentir temor a perder la pareja o a su infidelidad, obsesionarse con el tamaño del pene, y cualquier otro tipo de miedo u obsesión producen una hiperactividad del sistema nervioso simpático que se traduce en el “encogimiento” de la energía sexual, un fenómeno sutil que se traduce en impotencia.

4) Visualización de pornografía: la mejor manera de perder ingentes cantidades de energía sexual y que se traduzca en problemas de erección, pérdida de libido y falta de atracción por la pareja es acostumbrarse a ver erotismo o pornografía. Esto no es lo mismo que el fantaseo erótico a solas o en pareja, que puede constituirse como motor de la libido y desarrollador de la creatividad en todas las áreas.

5) Egoísmo: una personalidad ególatra caracterizada por la ambición y centrada en el logro de los propios deseos, fundamentalmente “materiales” es capaz de bloquear el cuarto chakra -relacionado con la misericordia y el amor al prójimo-, por lo que la vida en pareja podría verse perjudicada a todos los niveles.

6) Dificultades en la comunicación: en cada encuentro sexual entre dos personas se abre una vía de comunicación a nivel sutil. El hombre debe estar preparado para llevar a cabo un papel activo -emisor- y pasivo -receptor- (que no deben confundirse con las modalidades de la sexualidad homosexual, ni restringirse a las mismas). De esta manera puede entenderse que un varón con dificultades para expresar sus pensamientos y sentimientos pueda encontrarse con problemas a la hora de desenvolverse en el acto sexual, muchos de ellos relacionados con los trastornos de la erección.

7) Hiperactividad cortical: el varón que piensa mucho y está muy “ocupado” a lo largo de la rutina semanal genera una inmensa actividad en las neuronas que conforman el cortex. La hiperactividad de la corteza cerebral ocasiona una inhibición de la respuesta sexual masculina, lo que generalmente se traduce en disminución de la libido y/o disfunción eréctil.

Recupera la virilidad a través de nuestra red social

Si te unes a nuestro grupo de Facebook recibirás periódicamente consejos para contrarrestar los efectos perniciosos de la vida moderna sobre tu virilidad. Ten en cuenta que no entendemos la virilidad tan sólo como lo relacionado con el fenómeno eréctil, sino como la cualidad específica del ser humano que le hace avanzar espiritualmente.

Esta entrada fue publicada en Disfunción Eréctil. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *