Quiero dejarme llevar hasta el clímax

Dejarse ir, dejarse llevar, abandonarse al placer, dejarse fluir es la clave para disfrutar al máximo de la sexualidad, sobre todo para la mujer que tiene dificultades para llegar al orgasmo.

quiero dejarme llevar

Si no sientes nada al hacer el amor, o quieres dejar de ser anorgásmica, te recomendamos que conozcas nuestros ejercicios básicos para potenciar la respuesta orgásmica femenina, a los que puedes acceder desde aquí.

 

Quiero dejarme llevar | Historias reales

Lo que quiero es dejarme llevar

Hola, yo perdí la virginidad a los 14 años. En ese instante no disfruté absolutamente nada. Ahora tengo 18 años y continúo sin sentir absolutamente nada cuando mantengo relaciones sexuales. Yo nunca me masturbo, porque no consigo excitarme yo sola, no logro que me guste y no sé si es porque no me siento bien haciéndolo o porque simplemente no soy capaz de conseguir que me guste.

Dentro de poco hará tres años que estoy con mi actual pareja y desde la primera vez que lo hicimos nunca he disfrutado de las relaciones sexuales que mantenemos. A mí me gusta hacerle sexo oral y me gusta verle disfrutar, pero yo no me siento bien porque no lo disfruto.

Hace dos años y medio más o menos empecé a tomar antidepresivos muy fuertes, y hace unos meses por fin me retiraron el tratamiento y pensé que era el momento de disfrutar, porque siempre había pensado que con el tiempo acabaría gustándome y que es algo normal, que le pasa a todo el mundo. Luego ya pude comprobar que no era así, y la verdad es que me castigo mentalmente a mí misma por no poder lograr disfrutar de algo así. Mi pareja disfruta mucho conmigo, me lo dice y además se le nota, y a mí me gustaría poder darle el placer de verme disfrutar de verdad.

Creo que soy muy dura conmigo misma, también he pensado muchas veces que podía ser por el estrés, o por la tensión acumulada, aunque creo que si fuera por eso en algún momento antes de la depresión supongo que habría disfrutado de las relaciones que he mantenido.

El otro día mi pareja me estaba practicando el sexo oral y hubo un momento que empezó a gustarme; yo le dije que no parara, me dieron escalofríos, nunca había sentido algo así, pero fueron dos minutos y paramos porque de repente tuve que ir al baño. La sensación que tuve después fue extraña. Como enfadada conmigo misma o resentida.

Lo bueno de esta última parte es que he recuperado un poco la esperanza de que este problema pueda solucionarse. Porque he pensado muchas veces si es que era asexual. Aunque siempre he sentido que no lo era, además de que a veces me excito con besos, caricias y eso, pero luego desaparece todo y no siento nada.

Por todo lo explicado anteriormente, se puede comprobar que nunca he tenido un orgasmo, y al principio me daba igual y pensaba que con que él disfrutara valía, pero llega un punto en el que yo también quiero un poco. Con esto no estoy pidiendo ayuda para tener un orgasmo, era una mera información que debía añadir, porque es cierta. Lo que pido por favor, es ayuda para poder lograr disfrutar de las relaciones sexuales en pareja, no sentirme mal y alcanzar aunque sea un mínimo grado de placer, a ver si poco a poco consigo desatarme de la mente y dejarme llevar.

Espero con ansia la respuesta, puesto que ya he esperado cuatro años. Muchas gracias por su atención y su tiempo.

Esta entrada fue publicada en Anorgasmia femenina. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Quiero dejarme llevar hasta el clímax

  1. Vero dice:

    Hola!
    Tengo 31 años y nunca experimenté un orgasmo. Quiero saber cómo puedo dejarme llevar, relajarme para disfrutar.
    Algunos tips que me ayuden.
    Gracias
    Saludos

  2. Rosa dice:

    Hola, tengo 22 años, y sólo puedo alcanzar el orgasmo a través de fantasear y masturbarme, con un compañero sexual se me hace casi imposible. Hasta ahora no le había dado mayor importancia, pero entiendo que es un problema y me gustaría buscar alguna solución.

    Mi vida sexual inició hace aproximadamente dos años; he tenido dos parejas desde entonces.

    Con el primero fue una relación estable; ambos éramos primerizos, así que la mayor parte de lo que sé sobre cómo dar placer a un hombre lo aprendí con él; sin embargo, mi propio placer pasaba a segundo plano, y mientras él estuviera contento y llegara al orgasmo, me venía dando lo mismo si yo lo hacía o no. Mientras disfrutara los previos (y lo hacía bastante), para mí no era un problema si no llegaba al orgasmo. De todos modos, las pocas veces que lo intenté, lo único que sentía al llegar a la cumbre de mi placer era un hormigueo en la cara y adormecimiento de mis extremidades, y no el orgasmo que a solas sí era capaz de sentir.

    Mi segunda pareja sexual es un hombre que me dobla la edad y más experimentado; con él todo dio un giro inesperado, ya que él se preocupa bastante de estimularme y que yo disfrute, a veces incluso se concentra más en mí que en él mismo, y aún me estoy acostumbrando a eso. Con él he estado aprendiendo a soltarme un poco más y a valorar mi propio placer; de hecho me ha animado a masturbarme en su compañía y hacer lo que sea necesario para llegar a mi clímax, pero sigo sin ser capaz de alcanzarlo. Lo único que sigo sintiendo cuando lo intento es ese hormigueo molesto que empieza cuando el placer se vuelve demasiado, primero en mi nariz y de ahí pareciera extenderse al resto de mi cara y a mis extremidades. Cuando esto sucede opto por mejor detenerme y por lo menos lograr que él sí llegue a su clímax, como solía hacerlo con mi primera pareja.

    Creo que le frustra no poder darme un orgasmo, y comprendo que buena parte de eso empieza por mí. No sé si me bloqueo o es algo psicológico, no he tenido traumas sexuales de ningún tipo, y de hecho disfruto bastante la relación sexual en su conjunto; considero que mis niveles de deseo y excitación previos al coito son ideales, sólo que llegado el momento no puedo obtener un orgasmo y quisiera poder hacerlo, desinhibirme del todo y sólo dejarme llevar y no pensármelo demasiado.

  3. Marisa dice:

    Hola. Tengo 22 años y un hijo de 3 años. El padre de mi bebe fue mi primer hombre y al principio pensé que eso era todo lo que se sentía durante una relación sexual pero después de estar un tiempo separados una pareja que tuve esperaba que yo tuviera un orgasmo para el terminar, eso despertó mi curiosidad y leí en muchos sitios que si no sabes si has tenido uno es por que nunca lo has tenido. Nunca he tenido un orgasmo, si tengo deseo sexual pero cuando mas cerca estoy de llegar al orgasmo se desaparece todo en 1 segundo. Hable abiertamente con mi pareja del tema y ambos hemos buscado información por Internet para tratar distintas opciones pero nada. He escuchado mucho del uso de vibradores pero no quiero depender de eso para disfrutar de la intimidad con mi pareja. También hablan mucho de la masturbación y si lo he intentado pero me pasa igual cuando mejor está se acaba todo en cuestión de segundos. A veces en donde la penetración es muy profunda he sentido molestia por lo cual me preocupe pero después de ir al ginecólogo todo salio bien, excepto que en el PAP salió positivo al virus del papiloma humano aunque el ginecólogo me dijo que no era del tipo que eran malos, así que no me dio tratamiento ni nada porque según el no hace nada! Pero cuando estoy arriba he estado bastante cerca de llegar solo que el llega un poco antes y después de eso tengo que empezar de cero otra vez. Aunque esto no afecta mi deseo sexual quiero buscar una solución a este problema pues quiero poder disfrutar al máximo la intimidad con mi pareja pero todo esto con calma pues no quiero frustrarme y dejar de disfrutar de lo que ya puedo.

  4. Súper dice:

    Hola, tengo 20 años y hace algo más de un año tuve la primera experiencia sexual. No fue traumática, al contrario, a pesar de los nervios y la vergüenza, fue agradable, pero no sentí nada en ningún momento. Hasta hace 5 meses no he vuelto a tener relaciones y ahora son más frecuentes. Tengo una pareja estable y hay confianza y comunicación, hemos probado muchas cosas pero no logro sentir nada. No me excito, aunque si lubrico mucho. No siento placer ni gusto con ninguna practica sexual y eso afecta mucho a mi ánimo ya que al final me siento solo como una marioneta, que accede al sexo para complacer a la pareja. No me disgusta ni me siento obligada, pero no poder participar de forma más activa acaba convirtiendo todo en algo muy monótono. Además hay muchas prácticas que me dan vergüenza y las evito, no consigo centrarme y todos los ruidos que se producen me resultan incómodos, haciendo que esté siempre tensa y pendiente de cualquier cosa.
    Realmente no se que hacer, aunque esto no es algo que actualmente afecte negativamente a la relación, siento que es un aspecto bastante problemático que me hace sentir mal.
    Cuando mantengo relaciones solo siento el contacto, el roce, la humedad… Pero no experimento ningún tipo de reacción más allá de eso. Si he logrado sentir placer de forma individual, pero soy muy dependiente de sonidos o imágenes, entendiendo como sonidos, los producidos por la voz (gemidos, suspiros…) no otros sonidos sexuales.
    Agradecería mucho algo de ayuda u orientación ya que cada vez me siento peor y me obsesiono más con el tema.
    Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *