Cómo hacerse multiorgásmica

multiorgásmicaLa experiencia multiorgásmica fue identificada en los años 60 por los investigadores William Masters y Virginia Johnson, y se debe a que las mujeres no experimentan como el hombre un periodo refractario en el que se pierde la excitación tras haber eyaculado, lo que permite regresar inmediatamente a la fase de meseta o periodo previo al clímax y volver a sentir varios orgasmos en el mismo acto sexual.

Asimismo, la calidad de los orgasmos no es igual en todas las mujeres. Según las últimas investigaciones sexológicas, un orgasmo femenino de intensidad normal presenta entre cinco y nueve contracciones de la vagina de entre cuatro y siete segundos de duración, mientras que un orgasmo prolongado presentaría hasta 25 contracciones o más. Esto explica que los orgasmos pueden tener distinta duración en función del número de espasmos, que es diferente en cada fémina.

Existen testimonios de mujeres que afirman tener decenas de orgasmos en un mismo encuentro sexual. Las estadísticas en el mundo varían considerablemente al hablar del porcentaje de población femenina que puede experimentar multiorgasmos. Unas hablan de 60%, otras de 40% y algunas bajan hasta el 20% y el 13%. Los editores de sanatusexo.com tenemos la creencia de que toda mujer es capaz de ser multiorgásmica, y si no lo es por naturaleza, puede llegar a serlo con un entrenamiento y guía apropiada, que actualmente se ofrece en nuestro servicio Ayuda Anorgasmia o en el curso energía Sexual Clímax.

Una encuesta llevada a cabo por el Instituto Mexicano de Sexología (Imesex) realizada a 813 mujeres en edad sexual activa, reveló que un 42.6% de las mujeres había experimentado alguna vez multiorgasmos, y el 26.6% afirmaba que los lograba con frecuencia o siempre.

Aunque hasta la actualidad no hay estudios que hayan demostrado que la multiorgasmia produzca una mayor satisfacción sexual a la mujer, hay motivos para preguntarse seriamente sobre ello, sobre todo si se leen los testimonios de mujeres estadounidenses que refieren haber sentido hasta 300 orgasmos durante una misma relación sexual.

En el otro extremo de la balanza se encuentran las mujeres anorgásmicas, aquellas con dificultades para disfrutar de orgasmos, y que según algunos estudios científicos, constituyen entre el 30% y 40% del total de las féminas. Algunas nunca han disfrutado de un orgasmo y otras sí, pero a todas les resulta difícil o imposible obtenerlo durante el coito.

Si eres una de ellas, te vendrá bien nuestro consejo de este mes: las técnicas y ejercicios suelen ir bien para potenciar los orgasmos, pero van mejor si una asume en su interior que en el sexo lo mejor es DEJARSE IR…

 

Cómo ser multiorgásmica | Consejos útiles

¿Te cuesta llegar al clímax? ¿Tienes que fingir orgasmos a veces para que no se moleste tu pareja? ¿Todavía no has experimentado orgasmos múltiples? ¿No alcanzas el clímax durante el coito? Para que no te lo tengan que relatar tus amigas, te recomendamos la lectura de este artículo, que incluye las mejores claves sexuales para lograr multiorgasmos, o como poco: para solucionar la anorgasmia.

Pareja estable y comprometida: dudamos que una mujer pueda llegar al máximo de su satisfacción sexual mediante relaciones esporádicas. Asimismo, hemos observado que el hábito de masturbarse conlleva riesgo de anorgasmia situacional: la mujer se hace incapaz de alcanzar el clímax durante el coito con su pareja. Por ello, si quieres convertirte en una mujer multiorgásmica y plenamente satisfecha con tu sexualidad te recomendamos fuertemente que lo intentes en el seno de una pareja estable y comprometida. Todo lo demás te llevará seguramente a la frustración.

Zonas erógenas: la mujer multiorgásmica explora más su cuerpo, y descubre junto a su pareja sus puntos y zonas de placer: se conoce mejor a sí misma sexualmente. LA estimulación correcta y sensual, con o sin ayuda de juguetes eróticos, consoladores, vibradores, estimulador vaginal, etc. te permitirá detectar cuáles son las áreas y “puntos gatillo” que te disparan hacia una mayor excitación.

La “joya de la corona”: la fémina multiorgásmica sabe cómo estimular el clítoris al hacer el amor. El clítoris es la llave del placer, del orgasmo femenino y de los multiorgasmos. De forma directa (con los dedos) o indirecta (rozándose o apretándose al pubis de la pareja), la mujer multiorgásmica estimula su clítoris durante el coito: sabe cómo llegar al orgasmo durante la penetración.

Comunicación: las mujeres multiorgásmicas fomentan la comunicación en pareja a todos los niveles. Al hacer el amor, piden lo que verdaderamente desean y olvidan el miedo, pudor o vergüenza. Saben cómo dar y recibir sexo oral, y se abandonan al placer de esta excelente y placentera práctica sexual. Un secreto erótico: pídele que te haga sexo oral mientras te acaricia los pezones.

Si quieres aprender más secretos o trucos sexuales, o ser guiado por un/a coach sexual hacia la experiencia de los orgasmos múltiples, te recomendamos que conozcas nuestros libros de sexualidad.

 

Quiero ser multiorgásmica. Historias reales

Quiero que mi novia sea multiorgásmica

Tengo un problema con mi pareja: yo quiero que sea multiorgásmica pero cuando llega a su primer orgasmo me pide que me quede quieto por un rato; luego puedo empezar de nuevo, pero solamente para yo concluir con mi eyaculación, y la verdad es que ella es una buena mujer y quiero que ella sienta más placer. Hemos usado vibradores, cremas multorgásmicas, le hago sexo oral, etc., pero una vez llega, ella se pone muy susceptible con su vagina y tengo que esperar un rato para poder iniciar nuevamente y poder conseguir mi eyaculación. Sé que al momento de iniciar nuevamente ella no se siente bien, pero trata de disimular para no hacerme sentir mal. Sin embargo sé que para ella es un poco molesto, ¿me puede indicar si hay algún medicamento que pueda usar para que no tengamos que suspender el acto y poder continuar con el ritmo para que ella pueda volver a tener más orgasmos? Mil gracias.

Deseo experimentar orgasmos múltiples

Me gustaría disfrutar de orgasmos múltiples. Toda  la vida me he sentido súper bien con mi pareja, pues es muy creativa y me hace el amor de forma deliciosa; el problema es que cuando tengo el orgasmo quedo como muerta, sin energías, y ya no quiero hacer más nada. Las veces que decidimos continuar no me excito bien, y siento resequedad vaginal y a veces dolor. Por eso escribo, porque me gustaría saber si mi caso tiene solución o si es algún problema físico o mental.

Él es mi pareja desde hace mucho tiempo y tenemos mucha confianza para decirnos las cosas. Hemos intentado solucionarlo en hoteles, con juguetes sexuales, vídeos, aceites calientes, cibersexo, de todo…

Pero siempre ocurre lo mismo: la excitación inicial es súper y el orgasmo es espectacular -inclusive hay a veces eyaculación femenina por mi parte-, sobre todo cuando me hace un buen sexo oral, pero después ya no puedo seguir.

Llevo más o menos 18 años con mi esposo, que es excelente amante y además quiere hacer el amor conmigo casi a diario, pero a mí me gustaría poder complacerlo más, sentirme mucho más tiempo excitada y poder “venirme” más veces.

Lo he intentado con la masturbación porque he leído que puede ayudar, pero obtengo los mismos resultados: el orgasmo es largo y profundo y me quedo sin más deseos ni energía. No siento placer si me sigo estimulando, y tengo que esperar a que pase mucho tiempo para volver a excitarme. Me gustaría que mi placer fuera más prolongado en el tiempo, disfrutar de orgasmos múltiples como otras mujeres, y que nuestra satisfacción mutua sea muchísimo más grande, ¿qué puedo hacer? ¿Hay técnicas, ejercicios, o algo que pueda ayudarme? Por favor, necesito ayuda.

Esta entrada fue publicada en Anorgasmia femenina. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *