Sexualidad y obesidad

sexualidad y obesidadLos investigadores han encontrado resultados contradictorios al estudiar los efectos de la obesidad sobre la sexualidad. Sin embargo, parece claro que entre las muchas buenas razones para perder peso se encuentran los beneficios para la vida sexual.

En este artículo trataremos de analizar si la obesidad se relaciona con cambios en la sexualidad de los individuos, y cómo afecta la pérdida de peso a la vida sexual de mujeres y hombres obesos.

 

La sexualidad de las mujeres obesas

Recientes investigaciones han confirmado una asociación entre la obesidad y depresión. Hombres y mujeres con un índice de masa corporal (IMC) mayor de 30 tienen un mayor riesgo de depresión. Además, se sabe que las personas que están deprimidas frecuentemente no se sienten inclinadas a practicar cosas que pueden hacer que se sientan bien, entre ellas el sexo. ¿Significa esto que las mujeres obesas son menos propensas a tener relaciones sexuales? Pues parece ser que no.

Recientemente, unos investigadores de la Universidad de Estambul que estudiaron la relación directa entre la obesidad y sexualidad femenina, llegaron a la conclusión de que a pesar de que las mujeres obesas son más propensas a padecer depresión, su vida sexual no sufre variaciones.

La obesidad puede, de hecho, aumentar la probabilidad de que una mujer participe en una actividad sexual más arriesgada. Un estudio realizado en Francia examinó las actividades sexuales específicas de las mujeres obesas en comparación con las mujeres de peso normal, encontrándose que las mujeres con un IMC en el rango de obesidad eran menos proclives a planificar sus encuentros sexuales, tenían menos probabilidades de recibir atención médica por métodos anticonceptivos y más riesgo de tener un embarazo no deseado.

Varios estudios sobre la salud sexual femenina han concluido que la pérdida de peso debe incluirse en los protocolos para mejorar la función sexual. Un investigador de la Universidad de San Luis (Estados Unidos de América) dio su recomendación al respecto: “El tratamiento de la obesidad tendrá un efecto positivo en la salud sexual de la mujer, con una probable mejora en la disfunción sexual femenina y una disminución de factores de riesgo para anticoncepción, embarazo, infertilidad y menopausia. “

 

La sexualidad de los hombres obesos

Los hombres obesos pueden obtener más de un beneficio al perder peso, pero uno de ellos es muy evidente. La obesidad se considera un importante factor para la aparición del síndrome de pene enterrado, una condición en la cual el pene está enterrado o escondido bajo el tejido por encima de la zona púbica. Aunque la cirugía puede resolver el problema en algunas circunstancias, la pérdida de peso es, con frecuencia, la opción más fácil.

En un estudio con varones obesos mayores de 30 años de edad, los investigadores observaron que las complicaciones del síndrome de pene enterrado son frecuentes. Entre ellas destacan la disfunción eréctil y la dificultad para la penetración a la mujer. La cirugía es efectiva para resolver este trastorno, pero la pérdida de peso es el tratamiento preferido.

Además, se sabe que la obesidad es un factor de riesgo para padecer disfunción eréctil y que normalizar el estado ponderal de los hombres con sobrepeso mejora la calidad de la erección.

 

Sexualidad y obesidad: ¿es necesario bajar de peso para mejorar la vida sexual?

Los beneficios de la pérdida de peso incluyen: incremento de vitalidad, mejora de la movilidad y elevación de la autoestima. Estos beneficios probablemente tienen un efecto positivo en su vida sexual. Además, si su peso se relaciona con depresión, la confianza que usted gana al perder peso puede ayudarle a mejorar este problema.

Sin embargo, no hay razón para creer que no se puede tener una vida sexual satisfactoria durante el proceso de pérdida de peso. Una mejora de la intimidad con su pareja a medida que pierde peso puede incluso ayudarle a obtener el apoyo emocional que necesita. Aquí podemos ayudarle.

 

Fuente del artículo:

http://www.weightloss.about.com/od/obesityhealth/a/Obesity-And-Sex.htm

Esta entrada fue publicada en Amor y belleza. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *