La amarga historia de un joven eyaculador precoz

En este post presentamos el caso que nos ha enviado un eyaculador precoz desde nuestra consulta sexual. Además de contestarle y ofrecerle un test y algunos consejos orientativos, hemos seleccionado su caso para ser expuesto en nuestro blog, no sólo porque describe muy bien cómo vive un eyaculador precoz las relaciones sexuales, sino también porque refleja algunos de los sentimientos más comunes que afectan a los hombres que sufren esta disfunción.

eyaculador precoz

Además, el consultante relata ciertos malos hábitos que llevó a cabo desde la temprana adolescencia, y en los que muy probablemente esté el origen del problema. Si haces click en los enlaces de este artículo accederás a valiosa información sobre tales hábitos, las causas de la eyaculación precoz e información científica relacionada con este trastorno.

 

Historia de un joven eyaculador precoz

Hola, lo primero agradecerle el espacio y tiempo dedicado, en un tema tan complicado donde no siempre es fácil pedir ayuda. Bueno, lo primero soy un chico de casi 21 años y creo que mis 2 problemas son: (1) eyaculación precoz, y (2) falta de vigorosidad o problema de erección. No he visitado ni he hablado nunca con ningún medico o experto acerca de este tema. A continuación te describiré lo que sucede cuando tengo una relación sexual.

1. Nos empezamos a besar y el pene se me pone erecto muy rápidamente, a veces muy erecto si es que estoy muy “caliente”, pero otras veces una erección que no termina de quedarse rígida del todo en su grado máximo sino que se queda un poquillo más flácida (tal vez sea por haberme masturbado mucho durante días anteriores).

2. Pasando ya a la “2ª fase” nos quitamos la ropa, nos empezamos a tocar mutuamente y si me empieza a masturbar y veo que me voy a correr o eyacular, tengo que decirla que pare para no correrme y que no termine ahí la relación sexual. Hasta aquí más o menos no hay mucho problema, si  tuviera que destacar alguno sería el hecho de que se me ponga erecta muy rápido, a veces mas rápido de lo que me gustaría. El problema viene en la siguiente fase.

3. Empezamos a hacer el amor y empiezo a penetrar a mi acompañante y de tan libidinoso o “cachondo” que estoy pues no logro aguantar y eyaculo o “me corro” muy rápido. Estamos hablando de eyacular en menos de 3 minutos desde el momento en el que meto mi pene en su vagina (una vez me corrí antes incluso de penetrarla, sólo rozándome con ella).

4. Una vez he eyaculado, el grado de erección empieza a disminuir notablemente y en poco tiempo el pene se me queda flácido, no del todo pero ya no tengo una erección completa, y entonces me empieza a costar meterle el pene en su vagina porque al intentar hacerlo se me dobla el pene por el hecho de estar más flácido. Pero bueno, yo sigo intentando hacer el amor aunque ahora ya tenga el pene más blando y menos duro y me cueste más “meterla”, y también dándome cuenta de que ella ya no esta disfrutando tanto.

5. Entonces, una vez me he corrido y he notado que ya no voy a conseguir que se me vuelva a poner erecto el pene, pues claro tampoco puedo pasar por alto el hecho de pensar que ella ya no esta disfrutando como antes y que de hecho ni siquiera voy a conseguir que ella se corra o llegue al orgasmo. Eso de “haberla dejado a medias” o el hecho de que tengamos sexo dos personas pero solo una de ellas logre finalizar el proceso del sexo (es decir, que solo sea yo el que ha llegado al orgasmo) pues es algo que también me molesta, y no por orgullo varonil, sino por empatía, porque de la misma manera que yo he disfrutado pues quiero que lo haga ella también. Y entonces, después me quedo muy echo polvo yo por mi cuenta por ese hecho, por no conseguir que ellas disfruten conmigo.

Y bueno ese es mi problema, lo siento si me he extendido mucho, pero creo que así le habrá quedado una idea clara de lo que me pasa. La verdad es que tampoco quería quedarme corto en el agradecimiento a esta página y a usted, que me esta ayudando con este tema tan vital y tan cruel, o sea que de verdad: MUCHISIMAS GRACIAS.

A continuación aporto información extra que igual también le sirve de ayuda: perdí la virginidad con 14 años, estuve con una chica unos meses teniendo mis primeras relaciones sexuales y cuando lo dejamos, tardé 2 años y medio en volver a tener sexo. Desde los 17 años he tenido sexo muy esporádicamente, y además normalmente siempre ha sucedido después de haber salido de fiesta y con la ayuda extra que el alcohol nos brinda a quienes no tenemos la seguridad de poder tener relaciones sexuales plenas y satisfactorias. Lo que quiero decir es que me es mucho más fácil, y me  pongo menos nervioso si quedo con una chica y nos embriagamos tomándonos unas copas pero el problema es que tal vez el alcohol también me afecta a la hora de tener relaciones. No lo sé.

La verdad es que me sienta  muy mal esta situación. Debo decir también que he estado años masturbándome muchísimo (y con muchísimo quiero decir cada día sin falta e incluso varias veces al día). Me lleva pasando desde hace años el notar que el pene no se me erecta “como cuando tenia 14 años”. Muchísimas gracias de nuevo, y espero puedan ayudarme.

Esta entrada fue publicada en Eyaculación precoz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *