Mujeres con síntomas de vaginismo | Casos reales

Si tienes síntomas claros de vaginismo: tu vagina no se abre bien en los intentos de penetración por tu pareja, te duele en la exploración del ginecólogo, tienes dificultades para colocarte el tampón, etc., quizá te convenga completar uno de nuestros test sexológicos para orientarte hacia las soluciones más efectivas, o bien leer con atención este artículo de sexología, en el que publicamos algunos de los casos reales que varias usuarias de nuestra consulta sexual gratis nos han permitido exponer en nuestro blog. Todas estas féminas han sido respondidas de forma individual, y en todos los casos se les ha aconsejado acudir a un ginecólogo o especialista en medicina sexual. En nuestra sección de clínicas de sexología recomendamos los profesionales más prestigiosos de cada uno de los países de habla hispana. Además, a nuestras ususarias con síntomas de vaginismo se les sugiere la lectura de un libro de sexualidad con soluciones naturales y casos reales novelados sobre el vaginismo y otras disfunciones sexuales. La presente serie de historias reales tiene como meta estimular a las mujeres con sospecha de vaginismo a pedir ayuda para solucionar su posible disfunción sexual. El motivo radica en que cuanto antes se ponen en marcha las medidas necesarias para solucionar el vaginismo, mejores son el pronóstico y los resultados del tratamiento. Por ello, si crees que sufres este problema, lo mejor es que te pongas manos a la obra desde ya.

A continuación, presentamos una serie de narraciones reales de mujeres con posible vaginismo, seleccionadas de entre las últimas consultas recibidas:

 

Ruptura de pareja por vaginismo

Estoy en tratamiento con mi ginecólogo, por vaginismo. Resulta que mi pareja no entendía que tenía que tener paciencia y ser más delicado cuando lo intentábamos, y al final terminamos, porque nos estábamos dañando psicológicamente y además, cuando lo hacíamos, siempre nos dolía a los dos, a pesar de estar intentándolo desde hacía casi 1 año -con ayuda de mi ginecólogo desde hace 6 meses-.

No sé si sus cambios de humor tenían que ver con la ineficacia del tratamiento del ginecólogo. Tras usar los dilatadores, conseguí llegar a relajar bien la musculatura de la vagina, pero ni siquiera tras la práctica de los ejercicios Kegel nos resultó, y seguía pasando lo mismo que siempre: al intentar penetrarme me dolía mucho, y después cuando me podía relajar, dejaba de dolerme, pero comenzaba a sufrir contracciones involuntarias, y por ello, teníamos que abandonar el coito.

Llevo ya como 3 meses en tratamiento, y ya no sé que más puedo hacer.No he estado con otras personas. Desde mi primera vez, que fue con mi ex-pareja siempre me ha dolido. El ginecólogo me dijo que mi vaginismo era de causa psicológica pero no sé si es por el estrés que estoy viviendo actualmente por problemas familiares –temas de herencias-, y por los mismos cambios que debido a la frustración, hemos sufrido mi pareja y yo. Saludos.

 

Vaginismo tras abuso sexual

Tuve acosos sexuales de mi padrastro desde los 12 años; ahora tengo 22, llevo 6 meses de casada, y todavía no he podido tener relaciones con penetración. Me duele mucho y siento que no puedo ser penetrada. Amo a mi esposo y es muy cariñoso, pero a veces creo que esto nunca se solucionará; lo hemos intentado muchas veces y me gustaría perder mi virginidad con él sin tener que recurrir a una cirugía de himen.

Me da miedo cuando vamos a tener relaciones, porque ya estoy predispuesta y creo que no lo lograremos; en vez de disfrutar el momento, mi mente se enfoca en si por fin se solventará el problema. Le he dicho a mi esposo que vayamos a un especialista pero él ha querido que primero lo intentemos al máximo nosotros y luego vayamos si es necesario, pero ya llevamos 6 meses de intentos infructuosos. Me da un poco de vergüenza ir a un examen ginecológico y que el doctor empiece a cuestionar el porqué soy virgen aún. Creo que deberíamos asistir a alguna terapia o algo así. Compramos lubricante vaginal, pero eso tampoco dio resultado; en realidad entré a esta página porque es otra opción y puede resultar.

Tengo fe en que esto va a solucionarse algún día, aunque a veces me siento mal por no complacer a mi esposo ni a mí misma tampoco. Incluso, muchas veces, no tengo deseo sexual, se me pasan hasta cinco días, y si no es porque mi esposo me busca no pasaría nada y se que no está bien. Lo que no entiendo es porqué si nos queremos tanto, no hemos podido hacerlo. Él no me ha presionado, me dice que me ama y que juntos saldremos de este inconveniente, que él se casó conmigo por amor y que resolveremos esta situación. En serio, me gustaría mucho dejarme llevar sin sentir el miedo y el dolor que me causa cada intento de penetración. Al principio, en la luna de miel, pensaba en mi padrastro, pero luego, con tanta ternura que me brindó mi esposo, lo saqué de mi mente y ya no me siento frustrada por sus acosos anteriores, es más, a veces olvido lo que pasó, pero mi anhelo es disfrutar mi matrimonio a nivel sexual también. Gracias.

 

Vaginismo después del parto

Hola, escribo porque mi problema es el siguiente: soy una joven de 27 años de edad y llevo con mi pareja ocho años de relación. Al principio era todo muy bonito, pero ahora no sé que pasa, parece que se han disminuido las ganas de tener relaciones sexuales debido a que siempre tengo un problema en la vagina.

He visitado el ginecólogo y dice que me encuentro bien, pero aunque siempre empiezo bien animada el acto sexual, a la hora de la penetración comienzo a sentir un creciente dolor y soy incapaz de completar el coito.

He recurrido a este medio ya que no sé qué más hacer. Mi esposo me dice que desde que tuve a nuestro bebé -que ya tiene cinco meses- no soy la misma. De hecho, antes de quedar embarazada ya tenía el problema. Necesito que, por favor, me ayuden y me den una posible solución para el problema ya que no quiero que mi matrimonio se afecte y termine mi esposo fijando los ojos en otra mujer, porque yo le amo mucho y es bastante el tiempo que llevamos juntos. Les agradeceré una pronta contestación a mi problema. Gracias por la ayuda que pueda ser brindada.

 

Baja libido y vaginismo

Mi novio y yo llevamos dos años de relación y hemos empezado a tener relaciones sexuales formales hace poco. Nos masturbamos mutuamente y jugueteamos desde hace un año pero desde hace unos pocos meses -4 ó 5- hemos intentado la penetración, pero a mí me duele mucho y nunca hemos podido lograrla.

Siento que la situación es un poco tensa pues él es 6 años mayor que yo, y aunque tengo 22, estoy educada muy a la antigua y creo que de alguna manera las relaciones ahora no son una prioridad para mí. No sé si es mi educación, mi edad o mi madurez pero he notado que cada vez tengo menos deseo sexual, y que cuando empezamos a juguetear no puedo estar en ello, y siempre estoy pensando en que pasaría si mis padres se enterasen, o me siento como si tuviera que hacerlo porque ya que estamos en ello…

No le hago a él responsable, todo es algo que está en mi cabeza creándonos muchos problemas porque él dice que no quiere un día casarse y estar peor que ahora -como todo el mundo, bromea sobre el matrimonio-, y yo, la verdad, le quiero mucho pero mi falta de deseo se está llevando todo al traste y no se qué pasará. Gracias por la ayuda.

 

Vaginismo que impide embarazo

Disfruto muchísimo, pero cuando llego a la penetración, mi vagina se retrae y eso dificulta todo. Es un gran problema para mí. No sé que hacer con respecto a esto. Aclaro que disfruto el sexo sin inhibiciones, ni tabúes de ninguna índole.

Mi ginecóloga me dijo que no es problema de elasticidad vaginal, aparte de eso tengo excelente lubricación. Esto me frustra bastante, porque siento deseos, pero mi vagina se retrae, por ende resulta dolorosa y a veces imposible, la penetración.

Quisiera saber además, si podrían ser de ayuda los ejercicios Kegel. No existe trauma psicológico alguno, así que no sabría a que atribuir esta situación, que me dificulta d el goce en la penetración. Esto se da desde siempre. Tuve mi primera vez a los 18 años, después, estuve años sin tener sexo, hasta los 24, después hubo otro periodo sin sexo hasta los 30 y otro periodo más sin sexo hasta los 33, a partir de ahí, mi vida sexual continúa, hasta el día de hoy con 35 años. La verdad me preocupa muchísimo esta situación, me genera angustia y preocupación, no sólo por mi incapacidad para disfrutar del coito, sino también por mi imposibilidad actual para quedarme embarazada.

 

Nota importante: si eres sexólogo, estudiante o profesional sanitario, y quieres incluir cualquier contenido de esta página en tus publicaciones, debes solicitar permiso por escrito al titular de los derechos de autor de esta web: ayrmed@ayrmed.com. Cualquier infracción del copyright será denunciada a las autoridades competentes.

Esta entrada fue publicada en Vaginismo y dispareunia. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *