Anorgasmia situacional

anorgasmia situacionalLa anorgasmia situacional es una disfunción sexual femenina muy frecuente. se trata de mujeres que generalmente pueden llegar al clímax sin problemas, excepto en situaciones determinadas, la más frecuente: el coito. La causa generalmente es de naturaleza psicógena a través de un mecanismo mental en el que la fémina se inhibe a sí misma la respuesta sexual a partir de cierto momento de su excitación, en el que un «tope» le bloquea e impide desembocar en el esperado orgasmo. No obstante, sí puede conseguirlo a través de la estimulación genital no coital. En este último detalle se distingue de la anorgasmia total.

Este tipo de anorgasmia tiene un buen pronóstico si se aborda en una consulta de sexología y se cuenta con la colaboración del compañero sexual estable. Si es su caso, le invitamos a hablar con nosotros desde —> aquí. Y además, la lectura -muy interesante- del siguiente caso clínico real podrá ilustrarle sobre esta clase de problema.

 

Anorgasmia situacional | Caso real interesantísimo

Mi problema principalmente es que nunca he alcanzado el orgasmo, y llevo 2 años de actividad sexual con mi primer y único novio (tengo 20 años). Sé que soy yo la del problema, el me satisface mucho, me da placer, lo deseo y me excita bastante, pero no sé por qué razón no llego al clímax nunca. Siento que he ido perdiendo la sensibilidad poco a poco, porque en mis primeros encuentros sexuales recuerdo que sentía muchísimo, incluso me salían gemidos y gritos de no sé dónde, pero no los hacía salir yo sola. Y solo sentía que llegaba al orgasmo con nuestros primeros fajes, que eran muy intensos, pero como lo hacíamos en silencio o en lo oscurito, no lo prolongábamos tanto y no llegaba, pero me mojaba toda. La cosa es que siento que me he acostumbrado a esas sensaciones y hay días que siento muy poco, otros en los que no siento nada, otros en los que siento mucho, y otros en los que me duele; y sé que hay días y momentos para todo, pero me gustaría que siempre sintiera rico y mucho.

A mi pareja le puede durar el pene erecto más de una hora para hacerme llegar al orgasmo y nada, solo dejo de sentir en determinando momento y le pido que acabe. Yo no soy de masturbarme, las pocas veces que lo he hecho fue porque corté tres meses con mi novio y lo extrañaba y me daba el deseo de tocarme mientras lo recordaba y me excitaba, y sentía placer, pero no lo hacía por mucho tiempo, lo reprimía porque no sabía cómo continua.

Creo que no conozco a mi cuerpo y lo que me gusta, también recuerdo que con el chorro de agua sentía rico, y ahora si yo intento masturbarme yo sola y con el chorro del agua no siento nada, y ni me nace hacerlo tampoco. Cuando él ha pedido masturbarme y me pregunta cómo hacerlo, más o menos lo oriento y sí siento cuando él me lo hace, incluso encuentro modos que yo no había descubierto que me gustaron, pero igual no me hizo venirme, ¡y no entiendo por qué! Igual no siempre lo dejo masturbarme, no es como que me guste mucho esa sensación.

Siento que es una cuestión física por esa parte, pero también siento que puede ser psicológico, ya que descubrí, por muchas pesadillas que he tenido, que mi más grande miedo es que nos encuentren teniendo relaciones. Lo he soñado muchas veces. No sé, pero como aún no vivimos solos, la mayoría del tiempo lo hacemos en silencio y a escondidas mientras los otros duermen. Quizá influye que siempre estamos alerta de que no nos cachen, y de ser silenciosos. Pero cuando lo hacemos cuando hay casa sola sabiendo que falta mucho para que alguien llegue, aun así, tampoco logro concentrarme del todo, ni logro llegar al clímax. Mi pareja sabe que no he logrado ningún orgasmo, y que he perdido sensibilidad; le comunico todo, así que no creo que sea ese el problema. Somos muy abiertos y comprensivos. Hemos hablado de ir a un hotel a ver si solamente así logro tenerlo, pero me asusta la idea de que vayamos a un hotel y ni así lo logre. Quiero lograrlo primero en casa sola y seguido. Intentamos y variamos muchas posiciones y las que más me excitan son las que son por detrás, ¡siento que con esas voy a llegar más fácil y de repente… pum! Dejo de sentir en un instante y no sé qué provoca ese bloqueo.

Hubo solamente una vez en la que no supe si me vine, me lo hizo super rápido casi azotándome duro y yo empecé a llorar de dolor, y él seguía y seguía aunque le dijera que parara, hasta que después de mucho rato me hizo caso, yo estaba llorando a mares, y temblando, me paré y me salió como pipi y mojé el piso, luego fui corriendo al baño y seguí haciendo mucho pipi, no tenía ningún olor, y era transparente y luego amarilla. No sentí que fuera un orgasmo porque sentí más dolor que placer y solo termine confundida de qué fue eso. Después vi que tenía sangre en la camisa de él de mi vagina, que rozo de repente con la camisa que él traía, pero yo ni sentí eso. Fue la única vez que pasó eso y que me lo hizo así. Pero ya no he sentido ese dolor que sentí aquella vez. Necesito saber qué es lo que ocasiona mi bloqueo antes de que vaya a un hotel o vivamos solos. A veces el me pregunta, ¿ya te viniste verdad?  Y le digo: no, ¿por qué? Es que sacaste un líquido blanco, lo estoy viendo. Pero yo ni en cuenta, ni lo siento, según mi opinión, es la misma lubricación. Agradecería mucho su ayuda, su consejo, ¡su solución para mi anorgasmia!

Esta entrada fue publicada en Anorgasmia femenina. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.