Disfunción eréctil por ansiedad, ¿se trata con fármacos?

Para determinar si los problemas de erección debidos a ansiedad pueden tratarse con medicamentos, en primer lugar cabe exponer el mecanismo de acción de los inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5 (IPDE5), los principales fármacos para el tratamiento sintomático de la disfunción eréctil:

IPDE5 | mecanismo de acción

La liberación de óxido nítrico desde los nervios no-adrenérgicos-no-colinérgicos y las células endoteliales de los cuerpos cavernosos, activa la guanilil ciclasa, lo que origina un incremento de la producción de monofosfato de guanosina cíclico intracelular (cGMP). Esta molécula induce la relajación del músculo liso del cuerpo cavernoso e incrementa el flujo sanguíneo del pene. Los IPDE5 inhiben la fosfodiesterasa tipo 5 específica del cGMP, mediante lo cual reducen su aclaramiento y realzan la respuesta eréctil a los estímulos eróticos.

La eficacia depende de la integridad de la estructura nerviosa local -la fuente del óxido nítrico-, lo que explica sus peores resultados en diabéticos, los cuales a veces no responden o responden poco por el deterioro de esta red nerviosa local debido a la neuropatía diabética.

Tras describir como actúan los IPDE5 a nivel fisiológico, se explicará el segundo “mecanismo de acción”: su funcionamiento a nivel psicológico.

Años atrás, la disfunción eréctil se clasificaba según su causa en: psicógena -de origen psicológico- y orgánica -como consecuencia de algún trastorno físico-. En la actualidad, dicha clasificación ha caído en desuso al saberse que dichos componentes están presentes en la mayoría de los casos de trastorno de la erección.

Si lo padece, le recomendamos que realice este test, el cual le dará una orientación sobre qué factores son los que más influyen en su trastorno, los físicos o los psicógenos.

 

Disfunción eréctil por ansiedad: un círculo vicioso

Masters y Johnson fueron los primeros en teorizar sobre la naturaleza psicológica de la disfunción eréctil. Describieron el círculo vicioso en el que un fracaso eréctil del varón podría llevarle a una situación de miedo e inseguridad ante el encuentro sexual.

Cuando éste se presentase, el individuo se enfrentaría a él envuelto en un nerviosismo y estrés que facilitaría un nuevo fracaso. Se trata de la denominada ansiedad de ejecución o anticipatoria, un fenómeno capaz de perpetuar la disfunción en varones de cualquier edad y sin enfermedades físicas que justifiquen sus fallos eréctiles o gatillazos.

Ansiedad de ejecución y disfunción eréctil

En la actualidad está demostrado que el estado hiperadrenérgico que el estrés conlleva en el ser humano produce un descenso en los niveles de óxido nítrico, lo cual explica las dificultades que encuentra para la erección un hombre con ansiedad de ejecución o anticipatoria.

El papel de una molécula que convierta a un hombre estresado sin erección en un hombre estresado con erección es trascendental para romper el círculo vicioso descrito por Masters y Johnson.

Hoy en día también es indudable el éxito terapéutico de los IPDE5 en el campo de las disfunciones de la erección con claro un predominante componente psicológico, y en algunos casos valorados en un principio por el médico como de predominio orgánico o causados por la edad en los que existe un fuerte componente psicológico asociado no diagnosticado. En estos casos, el paciente recupera una función eréctil normal y es capaz de dejar de tomar el fármaco.

Ello a veces causa sorpresa al facultativo, y revela que ciertas disfunciones supuestas por el médico como consecuencia de trastornos orgánicos pueden ser tan sólo el resultado de los complejos laberintos psicológicos en los que el varón es tan proclive a caer.

 

Ansiedad de ejecución | Tratamiento desde la sexología médica

Aunque la ansiedad anticipatoria puede tratarse con psicoterapia cognitivo-conductual y otras técnicas de la psicología, la utilización de fármacos sólo puede llevarse a cabo por médicos sexólogos que tengan experiencia en la detección y manejo terapéutico de esta modalidad de disfunción eréctil.

En estos casos lo difícil no es poner un tratamiento farmacológico seguro y efectivo -que por desgracia en ciertos países se consigue sin receta médica-, sino acompañarlo de un consejo sexológico efectivo -preferiblemente mediante una atención conjunta a la pareja-, reducir la ansiedad del paciente, y retirar el fármaco de forma paulatina hasta que el varón logre una respuesta sexual satisfactoria por sí mismo, sin ayuda de medicamentos.

Aunque el tratamiento no farmacológico puede ser útil por sí mismo, la terapia farmacológica acompañada de consejo sexológico es la modalidad más rápida y efectiva [1]. En este portal web proporcionamos asesoramiento sexológico para estos casos a través de un servicio específico presencial u online.

 

Cómo vencer la ansiedad que baja la erección en 5 pasos

Asimismo, le recordamos que puede hacer un curso en Udemy, una de las plataformas de docencia online más prestigiosas y exigentes del mundo, para aprender 5 prácticas muy sencillas diseñadas para desarrollar la potencia sexual y desactivar los factores que la afectan negativamente, entre ellos la ansiedad de ejecución. Pulse aquí para acceder al curso.

 

Problemas de erección por ansiedad | Casos clínicos

A continuación, exponemos de forma muy resumida la resolución de dos casos clínicos reales en los que la ansiedad juega un papel importante como raíz del problema eréctil:

Disfunción eréctil de origen mixto resuelta en anciano

Heliodoro era un paciente de 85 años de edad, hipertenso y con un infarto de miocardio a sus espaldas, que aprovechó una revisión por el cardiólogo para solicitarle la famosa “píldora de la juventud”, pues la calidad de su erección se había deteriorado al comenzar a mantener relaciones con su nueva esposa hace un mes.

La insistencia del anciano fue tal ante su primera negativa, que al no estar éste en tratamiento con parches de nitratos por intolerancia a los mismos, el especialista se lo pensó e hizo una búsqueda bibliográfica para saber si había experiencias en casos similares.

Tras su investigación decidió recetar vardenafilo, no sin antes advertir que el uso del mismo no debía nunca sobrepasar la toma única mensual –debido a la cardiopatía y avanzada edad-, y prohibir una excesiva gimnástica en las relaciones.

A los pocos días de la prescripción, el facultativo recibió la visita del paciente y su cónyuge, ambos con una sonrisa de oreja a oreja, no para realizarle ningún tipo de consulta médica, sino para entregarle un pequeño obsequio y confirmarle el casi milagroso éxito de la ansiada pastilla.

anciano

Trastorno eréctil de origen psicógeno resuelto en depresivo

También es impactante la historia de Faustino, de 52 años de edad, quien había caído en un grave trastorno depresivo tras ser acosado y posteriormente expulsado de la empresa en la que había ejercido como abogado durante casi 30 años.

Cuando fue saliendo adelante de tal penosa situación ayudado por su incansable mujer y la toma de antidepresivos ISRS, su médico le preguntó si en esos momentos estaba siendo afectada su esfera sexual. Entre lágrimas contestó que ya había comenzado a intentar, sin éxito alguno, la forma de compartir con su esposa todo el amor y el agradecimiento que sentía por ella.

5 miligramos de tadalafilo diario y un consejo sexual individual bastaron para que Faustino lograse de nuevo disfrutar de momentos de gozosa intimidad junto a su amada. El tratamiento pudo retirarse a los dos meses, y se comprobaron erecciones satisfactorias en ausencia de toma del medicamento.

deprimido

 

Autor de la publicación: © Antonio Ferrández Infante. Reservados todos los derechos. No se autorizan copias de este artículo sin previa autorización del editor de Sanatusexo.com. Atención: denunciamos plagios y copias no autorizadas.

 

Bibliografía

1.- Pastuszak A. Current Diagnosis and Management of Erectile Dysfunction. Curr Sex Health Rep. 2014 Sep; 6(3): 164–176.

Esta entrada fue publicada en Disfunción Eréctil. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.