Modalidades de relación de pareja según personalidad

¿Sabía que la relación que tuvo con su madre en la primera infancia puede condicionar su relación de pareja? Según los patrones de apego de Ainsworth y cols. se establecen tres tipos básicos de personalidad en función del tipo de apego infantil hacia el cuidador primario (generalmente la madre): segura, evitativa y ansiosa-ambivalente.

apego

Procedemos a proponer los estilos más probables de apego en la relación resultante de cada una de las combinaciones posibles entre los diferentes tipos de personalidad:

  • Segura y evitativa
  • Segura y ansiosa-ambivalente
  • Evitativa y ansiosa-ambivalente

 

Personalidad segura y personalidad evitativa

En este tipo de relación, la persona segura deberá poner en práctica su capacidad para aceptar al compañero/a a pesar de sus defectos y escasa capacidad para resolver los conflictos interpersonales, en este caso derivados de una probable frialdad, aversión a la intimidad, desconfianza y falta de apego, característicos de la persona evitativa.

 

Personalidad segura y personalidad ansiosa-ambivalente

Debido a que las personas seguras tienden a vivir las relaciones afectivas con alegría y emociones positivas, afrontan de manera más constructiva sus emociones negativas, y manifiestan una menor propensión a mantener relaciones sexuales casuales al margen de su relación principal, suelen tener capacidad para contrarrestar la preocupación obsesiva por el abandono, el deseo extremo de unión y reciprocidad, la desconfianza, los celos y una mayor vulnerabilidad a la soledad, típico de las personas ansiosas-ambivalentes.

 

Personalidad evitativa y personalidad ansiosa-ambivalente

Existe un alto riesgo de conflicto e incompatibilidad pues el carácter evitativo no proporciona a la pareja ansiosa-ambivalente la seguridad que precisa en términos de reciprocidad y confianza. Asimismo, el rasgo descomprometido y desapegado de la persona evitativa puede incrementar los celos y la mayor vulnerabilidad a la soledad típica de la pareja ansiosa, así como su tendencia a la baja libido. El concepto negativo del otro que tienen ambos es otro factor que puede desestabilizar la relación.

 

En parejas conformadas por personas con el mismo tipo de personalidad se potencian los rasgos favorables y perjudiciales para la estabilidad y el equilibrio emocional. Si la relación está compensada por un miembro que aporte seguridad, es más fácil mantener el equilibrio y superar las crisis.

En esta web proporcionamos un servicio profesional de asesoramiento dirigido a fortalecer a la relación de pareja, no sólo a nivel sexual sino en todos y cada uno de los aspectos que influyen en su estabilidad, equilibrio y armonía a lo largo del tiempo. Si quieres, Hablamos.

Esta entrada fue publicada en El mundo de la pareja. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.