Frecuencia cardiaca óptima de entrenamiento sexual

Si usted desea convertirse en un atleta sexual, sin duda deberá lograr un estado de forma física que le permita aguantar un ejercicio físico leve moderado durante un tiempo satisfactorio para sus objetivos y los de su pareja. Para ello no sólo es precisa una dieta específica, sino también un tipo especial de ejercicio físico que le describimos más adelante en esta página.

atleta sexual

Insistimos en el riesgo que supone entrenar por uno mismo sin el asesoramiento adecuado de un profesional competente y cualificado. Sea cauto y pida permiso a su médico antes de comenzar cualquier tipo de ejercicio físico nuevo. A continuación le describimos unas pautas generales para optar a convertirse en un atleta sexual.

 

Cómo ser un atleta sexual. Primeros pasos

El ejercicio dinámico aeróbico con intervención de grandes grupos musculares –caminar, carrera, bicicleta, natación, aeróbic, cinta, step, etc.- practicado 30-60 minutos diarios de forma continua o discontinua, al menos 3 días por semana mejora la salud cardiovascular y sexual. Si sólo tiene tiempo para practicar un día a la semana con estos requisitos, también obtendrá ventajas.

 

Calculadora de Frecuencia Óptima de Entrenamiento

El formulario que se expone a continuación sólo es válido para mujeres y hombres mayores de 18 años, y está diseñado para ayudarle a calcular a qué frecuencia cardiaca debe usted entrenar para obtener ventajas para su estado de forma físico y sexual. Debe indicar su rango de edad y su frecuencia cardiaca en reposo en latidos por minuto (LPM), cuyo cálculo debe realizar con un pulsómetro en caso de que carezca de habilidad y/o conocimientos para tomarse el pulso usted mismo/a:

Interpretación del resultado

El cálculo de su frecuencia cardiaca óptima de entrenamiento para aumentar el rendimiento sexual, sólo da una idea aproximada. En teoría, su frecuencia puede oscilar en los valores alrededor de la cifra resultado en un rango de un 5 % por encima y 5 % por debajo de la cifra.

Por ejemplo, una mujer de 37 años con una frecuencia cardiaca en reposo de 70 LPM, obtendrá un resultado de 138 LPM. Ello significa que se le recomienda entrenar a una frecuencia cardiaca que oscile entre 131 y 145 LPM aproximadamente.

Para un cálculo más exacto debe acudir a un entrenador o preparador físico cualificado. Asimismo, antes de empezar a entrenar, necesariamente debe acudir a su médico para consultarle si es apropiado en usted el ejercicio aerobio a la frecuencia cardiaca calculada. Únicamente si un médico da el visto bueno, puede entrenar a la frecuencia recomendada por esta página o por un entrenador personal.