Cómo engendrar niños sin estresarse

cómo engendrarCuán frecuentemente nos consultan mujeres y hombres por problemas de falta de deseo o trastorno del interés/ excitación sexual en relación con situaciones en las que se está intentando engendrar un bebé.

La mayoría de las parejas estables y comprometidas atraviesan este lapso vital, en el que han tomado la decisión de formar una familia, y ello a menudo perjudica la vida sexual pues se introducen cambios y nuevas expectativas aparte del placer y el goce de los sentidos.

Además, hoy en día es muy común que las parejas se decidan a tener hijos a mediados o a finales de la treintena, un periodo vital menos óptimo para la fecundación que etapas anteriores, sobe todo en el caso de la mujer.

A ello se suma el estrés laboral, los problemas económicos, los hábitos tóxicos (tabaco, alcohol, drogas, “comida basura”, etc.) y otros condicionantes negativos característicos de la época actual, que perjudican la capacidad reproductiva del varón y hacen que el factor masculino sea -de forma aislada- el responsable del 40% de los casos de infertilidad.

Todo estos factores y otros más contribuyen a que las parejas occidentales actuales vivan esta etapa con menor naturalidad y satisfacción que en épocas anteriores, y es más fácil que el estrés que suele suponer intentar engendrar hijos pueda interferir con la vida sexual, y generar una gama variada de disfunciones sexuales: baja libido, anorgasmia, disfunción eréctil, eyaculación precoz, etc.

Con el fin de ayudar a los matrimonios que intentan engendrar hijos por primera vez hemos elaborado una serie de consejos, que solemos incluir en nuestras terapias de pareja, enfocados a prevenir el estrés, la frustración y la insatisfacción sexual que pueden producirse a consecuencia de esta decisión trascendental.

 

Cómo engendrar hijos sin estresarse

1.- Planificar los encuentros sexuales de forma inteligente. Para ello hay que considerar que la ovulación de la mujer se produce en la mitad del ciclo menstrual femenino. Cuando se intenta engendrar es preferible priorizar las relaciones sexuales planificadas a las espontáneas, y ajustar el ritmo de los encuentros sexuales para hacerlos coincidir con los 4-5 días que se correspondan con la mitad del periodo. Por supuesto, ello no impide hacer el amor en otros momentos del ciclo, pero sin perder de vista que priorizar esos días favorece bastante el magnetismo a la vez que aumenta las posibilidades de fecundación.

2.- Utilizar los test de ovulación. Sobre todo si por edad o circunstancias vitales no podéis esperar demasiado a tener vuestro primer bebé. Son realmente útiles si se emplean adecuadamente y sin olvidar el resto de los consejos de este artículo. Te recomendamos este.

3.- Olvidarse del objetivo y centrarse en el placer. Quizá sea este consejo el más efectivo de todos. Cuando se acuda al acto sexual cada miembro de la pareja debe centrarse en “disfrutar y hacer disfrutar”, que es la clave de la satisfacción, inhibe el estrés y, por tanto, facilita la fecundación.

4.- Fomentar el erotismo en la intimidad. Cuando se comienza a intentar engendrar un niño el erotismo no debe dejarse de lado, sino todo lo contrario. Quizá sea este uno de los mejores momentos de la vida para acentuar la provocación y desarrollar la seducción en el seno de la pareja. Además, combinar esta conducta con el punto 1 (planificar los encuentros a mitad de ciclo) puede generar una inmensa “tensión  sexual”, que puede resolverse en clímax inolvidables a consecuencia de la correcta gestión de la energía sexual. Todo un arte que enseñamos en nuestros libros de salud sexual, y que según ciertas teorías extraídas del taoísmo, pueden tener como fruto un bebé de salud inquebrantable.

5.- Practicar técnicas de relajación. Ambos compañeros pueden aprovechar los cortos periodos sin sexo para practicar métodos de relajación. En nuestro servicio de coaching empleamos un procedimiento específico enfocado a mejorar la respuesta sexual masculina y femenina.

 

Participa y ayuda compartiendo tu experiencia

Si has tenido éxito al intentar engendrar un bebé o por el contrario no consigues tu objetivo, o estás viendo cómo tu vida sexual se deteriora por este motivo, te invitamos a compartir tu experiencia a continuación, en los comentarios a este artículo.

Esta entrada fue publicada en El mundo de la pareja. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.