fbpx

Como excitar a una mujer correctamente

¿Te has preguntado alguna vez: cómo excito a mi novia? Aunque la mujer presente una buena disposición para vivir la sexualidad, si su pareja no la desea ni la estimula de forma apropiada, su libido puede decaer con el tiempo.

como excitar a una mujer

Debido a la diferencia de valores entre ambos sexos, la fémina puede caer en la frigidez o en el deseo sexual hipoactivo al pensar que no causa atracción en su pareja, y creer que no es lo suficientemente bella o atractiva.

La libido femenina se ve así, afectada por el carácter competitivo y materialista de la sociedad actual, que prioriza la belleza exterior del ser humano, en detrimento del interior de la persona, lo que predispone a la baja autoestima, un sentimiento que predispone al sufrimiento de disfunciones sexuales en la mujer.

Del mismo modo que las mujeres maduras mental y emocionalmente suelen sentirse más atraídas por el varón que les haga sentirse más deseadas y presenten la personalidad más equilibrada, que por el amante más experto o estéticamente más bello.

Toda fémina debería saber que la atracción sexual que ellas provocan no depende solamente de la perfección de su cuerpo –según los cánones del momento-, sino que el erotismo depende de una serie de factores entre los que destaca lo que algunos sexólogos describen como “cierta química inexplicable”, y que no es sino el resultado del grado de compatibilidad de la pareja y su nivel de energía sexual.

Asimismo, la libido femenina decae cuando él se dedica a los estímulos fáciles con la idea fija de la penetración sin prestar atención a sus preferencias y necesidades sexuales y afectivas, tendencia que si persiste en el tiempo, es capaz de producir deseo sexual hipoactivo en la mujer.

También el compañero poco sensible a ciertos aspectos psicológicos concretos, o que ignora que la mujer pasa rachas sin una buena disposición para hacer el amor, debido al estrés o a conflictos emocionales, no presenta una actitud beneficiosa para la satisfacción sexual en pareja, y es el candidato ideal para recibir orientación y ayuda sexual.

Cómo excito a mi novia | técnicas y consejos

La libido y satisfacción de la mujer es más sensible a la actitud y comportamiento sexual del compañero que viceversa, por lo que es imprescindible que el varón sepa cómo excitar a una mujer, con el fin de evitar la aparición de disfunciones sexuales, y pedir ayuda sexual si no tiene conocimientos ni experiencia.

La respuesta sexual de cada fémina es muy variable, y lo que despierta el apetito de una mujer, puede apagar la pasión de otra.  En cada nuevo acto y en toda nueva relación, él debe estar muy atento y conectarse a las señales de excitación que expresa el cuerpo femenino.

El mecanismo de la excitación sexual femenina no sólo depende de la apropiada estimulación de las zonas erógenas (primarias y secundarias); además intervienen una serie de factores emocionales, mentales, e incluso espirituales, que influyen sobre el desarrollo de cada relación sexual en conjunto.

Las zonas erógenas secundarias poseen receptores que envían al cerebro señales que incitan al deseo; las zonas erógenas primarias pueden producir un estallido de la libido, y se encuentran en los genitales.

Mediante el uso de la lengua, palma de las manos y yemas de los dedos, el varón debe desarrollar la sensibilidad suficiente como para detectar el calor al acariciar ciertas zonas erógenas (variables en cada mujer), para así reconocer las reacciones que provocan deseo y dan placer.

Acariciar el clítoris es todo un arte que puede extender el gozo en olas centrífugas por todo el cuerpo de la fémina. Repartir las caricias por todos los puntos álgidos despierta y multiplica el apetito y placer sexual de la mujer. Se puede experimentar con el lóbulo de la oreja, cuello, nuca, costados, pezones y ombligo, pues se trata de zonas erógenas secundarias.

¿Ella sigue sin excitarse bien? ¿Sigues preguntándote: cómo excito a mi novia? Bueno, también puede probarse con el interior de los brazos y los muslos, cóccix, gemelos, caderas y nalgas, zonas que pueden proporcionar sensaciones eróticas y placenteras. Hacer el amor es todo un arte que se puede perfeccionar si se solicita ayuda profesional.

> 1ª valoración gratuita por médico sexólogo <<

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies