Tamaño del pene | Importancia

¿Es importante el tamaño del pene? Si eres hombre, seguro que más de una vez te has hecho esta pregunta. Y si eres mujer, quizá también. Agrandar el miembro preocupa a muchos varones que no están conformes con su tamaño, incluso en casos donde las dimensiones están dentro de los valores promedios. Conseguir un pene más grande es posible, pero debido al clima de confusión creado por páginas web engañosas, de escasa calidad o sin coherencia científica cabe considerar varias cuestiones.

Tamaño del pene | Importancia

 

¿Es importante el tamaño del pene?

1.- Un pene grande no es necesario ni suficiente para complacer a la pareja.

2.- Un pene de tamaño normal que logre y mantenga una rigidez apropiada, sea capaz de retardar la eyaculación y se mueva con habilidad puede provocar al menos el mismo placer que un pene de grandes dimensiones.

3.- El tamaño del pene en estado flácido se relaciona poco con su tamaño en estado de erección. Una gran proporción de miembros que pueden parecer pequeños en estado flácido a veces multiplican su tamaño por 8-9 veces cuando se ponen erectos. Asimismo, penes que parecen grandes en estado flácido a veces incrementan relativamente poco su tamaño al ponerse erectos.

4.- La mujer no siempre prefiere un pene de gran volumen. En general, las féminas anteponen la calidad a la cantidad en lo referente al miembro viril. Aunque estéticamente suele gustar un pene grande, a la hora del sexo ellas prefieren a los hombres que consigan erecciones duras y mantenidas, y sean hábiles para moverse y retardar la eyaculación para durar en la cama.

5.- La dimensión que más hace gozar al varón y a su pareja es el grosor. Un pene lo suficientemente grueso o con un glande de buen tamaño es capaz de producir un roce a lo largo del canal vaginal durante los movimientos coitales con la suficiente presión como para que la fémina se sienta plena y satisfecha.

6.- Los penes demasiado grandes pueden ser molestos para la mujer o causarles dolor. En estos casos el varón ha de tener cuidado para no dañar ni causar lesiones.

7.- No hay evidencia científica que demuestre que un pene pueda agrandarse con ejercicios, medicamentos o métodos que no sean la cirugía.

8.- En caso de penes pequeños donde el varón tenga dudas de lo oportuno de operarse o no, se recomienda siempre la visita a un cirujano con la titulación de especialista en urología para que valore la necesidad de la intervención, explique los pros y los contras, detalle los riesgos y disponga de la suficiente experiencia, super-especialización y calidad técnica. A la hora de retocarte el pene, no vayas a cualquier médico. Asegúrate antes de que se cumplan estos requisitos.

Aunque como se ha comentado, actualmente no hay evidencias que avalen la efectividad de ningún método para agrandar el pene que no sea el quirúrgico, en Sanatusexo.com se propone un programa de técnicas para incrementar las dimensiones del miembro en erección -en especial el grosor del glande- y conseguir erecciones más firmes y estables.

Tu opinión nos interesa: ¿qué te ha parecido este artículo?

Esta entrada fue publicada en Pene más grande. Guarda el enlace permanente.

3 Responses to Tamaño del pene | Importancia

  1. hector de jesus dice:

    Tengo 47 años y desde que creci note que mi pene no crecio mas,y me lo vei pequeño ahora me e querido acomplejar pero ya no; mi pene mide 12cm y en estado flacido 5,6cm.

  2. FRANCISCO JAVIER CARRAQSCO H dice:

    LEYENDO EL COMENTARIO ANTERIOR ME ANIMA A COMENTAR QUE SIENDO UNA PERSONA DE 70 AÑOS ME MASTURBO A DIARIO PORQUE TENGO MUCHOS DESEOS DE TENER COITO, PERO MI ESPOSA NO SE INTERESA MUCHO EN TENER SEXO PORQUE SIEMPRE QUE LO HACEMOS LE LASTIMO LA VAGINA Y ES QUE ME DICE QUE YO SOY EL CULPABLE PORQUE TENGO UN MIEMBRO MUY GRANDE Y QUISIERA SABER SI EXISTE ALGUN METODO DE HACERLO MAS PEQUEÑO PUES ES LARGO Y GRUESO Y ME INTERESA QUE ME RECOMIENDEN ALGUN METODO PARA TENER UN SEXO MAS SATISFACTORIO CON ELLA, PUES CONSIDERO QUE SI TENGO SEXO SEGUIDO YA NO NECESITARÉ MASTURBARME TAN SEGUIDO. GRACIAS. PACO

  3. Minnie dice:

    Hola, soy una mujer de 21 años. He crecido en un ambiente poco estable y mis padres tras muchos problemas se han separado. Mi padre se marchó cuando tenia 14 años y me quedé sola acompañada con mi hermano y mi madre, con la que tenia poca conversación y fue tras un año que de verdad empecé a tener relación con ella. Mi primera pareja sexual fue a los 15 años y medio. Me sentí preparada para empezar con el coito pero la primera vez no fue fácil, mi cuerpo parecía como si lo negase mientras que mi mente parecia atreverse, al no tener lubricación suficiente dejamos de intentarlo pero al poco rato si ocurrió. Tengo la sensación de que tenia que haber esperado ya que nunca habia intentado yo misma a descrubrir mi placer, pero como llegaba a algo parecido al orgasmo presionando muy fuerte mis piernas y mis manos en la zona intima de manera que sentia un placer intenso y lo mejor es que llegaba muy rapido en cuestión de 5 minutos pues creía que ya lo sabia todo sobre sexo. Mis relaciones sexuales con mi primera pareja proseguían durante un año. Habia mucha variedad de todo tipo de posiciones a masajes con aceite y bondage, pero nunca sentí lo que era un orgasmo con él. Era como si no tuviera sensibilidad y no tuviera un punto G, por lo que asumí que era mejor fingir para que él si que obtuviera su placer sexual conmigo. Acabé contándole la verdad, y tras seguir intentando al final acabamos con nuestra relación. Fue un año despues cuando tuve relaciones sexuales de nuevo y ninguna me fue satisfactoria, habia mucha lubricación y sentia deseo por sentir la penetracion pero siempre lo mismo. Me sentí con valor de contarlo a mi madre y mi hermana y ella misma me dijo de probar con la copa de la ducha. Un nuevo mundo se abrió ante mi ya que al estar manejando las corrientes de agua sobre mi clitoris durante mínimo 20 minutos descubria puntos que poco a poco me llevaban a un orgasmo tan intenso que hasta temblaba y quería gritar, y con la práctica tenia incluso dos o tres seguidos. Asi que empecé a practicar con las manos y dedos, pero nada, no sentia lo mismo. Mi apetito sexual seguía creciendo pero no tenia nada que lo calmase ni nadie que lo pudiera hacer por lo que seguía fingiendo en mis próximas relaciones ya que sabia lo que tenia que hacer para satisfacer a un hombre pero no a mi misma aun investigando por internet la posible causa. Fue a la edad de 18 años cuando descubrí el poder de un vibrador y sus efectos en la sensibilidad del clitoris, y con la práctica llegaba al climax mas rapido. Utilizaba el vibrador todos los dias pero no me calmaba el deseo sexual, al reves, me excitaba todavía más. Despues de muchas relaciones sexuales con diferentes hombres, incluso una mujer en un trío, llegaba a la conclusión de que que durante el coito no siento casi nada y si tardan al llegar al orgasmo incluso ya no me excitaba hasta quedar seco e irritado. Solo con la postura a cuatro patas siento algo intenso, pero parece como si mi cerebro no deja soltarme, lo mismo ocurre cuando yo estoy arriba y voy rapido sobre él. Durante un año deje de centrarme en relaciones con hombres hasta que llegó lo que es mi pareja actual. Mi pareja es de edad 23 y ha tenido relaciones con un total de 16 mujeres. Su complexión es atlética y su miembro es de anchura y longitud bastante grande. Mi primera noche con él fue una mezcla entre alcohol y luces apagadas. Sentí tanto placer que casi llegaba a lo que estaba esperando pero como esperamos mucho a este momento él no pudo más y no es un hombre que lo haga dos veces seguidos. Con esperanza entramos en una relación con mucho amor por parte de los dos, besos apasionados y deseo por estar juntos asolas pero no lo suficiente como para que yo llegará al climax por muy mojada que estuviese. Empezamos a vivir juntos y él no sabe que no tengo orgasmos, creo que es la costumbre, pero en este momento tengo la necesidad de solucionar de verdad este problema porque lo veo afectar a mi relación con él y es lo último que deseo. Mi situación actual es: no tengo deseo por hacer el amor, he pasado por varios problemas vaginales como infecciones urinarias por lo que ya no me es placentero e incluso evito total contacto con él para no terminar en el coito. No siento lo suficiente durante el sexo oral y parece como si mi sensibilidad desaparece junto a los pasos de su lengua sobre mi piel. Tengo el pensamiento de que mi mente no se relaja y junto con mi no existente punto G siento una presión tan grande que se me hace imposible disfrutar del contacto sexual. No se que problema tengo exactamente, si es psicológico, que creo que algo debe de tener, o es físico, que si es este quisiera saber como llegar al orgasmo durante el coito sin utilizar un vibrador en el clitoris. Espero que este haya sido suficiente información para atender a mi problema, que usted es mi esperanza. Un agradecido saludo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.