fbpx

La eyaculación precoz baja el deseo de ella

Si crees que sufres eyaculación precoz o aguantas poco tiempo antes de eyacular, si tu pareja se queja de que no le da tiempo llegar al orgasmo, si ella afirma con frecuencia «que no se ha enterado de tu penetración», si tu capacidad para mantener una erección dura no es satisfactoria para ambos, o si no estás seguro de que posees una adecuada potencia y control sexual: pon remedio cuanto antes solicitando ayuda sexológica online.

Eyaculación y frigidez. Círculo vicioso

>>1ª consulta gratis a sexólogo: aquí<<

La eyaculación precoz causa baja libido en ella

¿Por qué? Los sexólogos explican que existe una estrecha relación entre la eyaculación precoz del varón y la libido femenina.

Si lo piensas, tiene su lógica: si cada vez que ella hace el amor no logra el objetivo de placer que espera y se queda insatisfecha, su mente interpretará el acto sexual como una fuente de frustración. ¿Quieres seguir siendo su fuente de frustación?

Si la respuesta es «No», ponte manos a la obra enseguida, o contribuirás a incrementar el riesgo de que ella padezca Deseo Sexual Hipoactivo. Qué mal suena, ¿verdad?

Se trata de la disfunción sexual femenina más frecuente, y lo peor es que su propia disfunción (la de ella) es capaz de empeorar tu capacidad para retardar la eyaculación.

La razón de esto último estriba en que cuanto menos hace el amor un hombre, menos es capaz de durar/aguantar antes de eyacular durante el coito, debido a la falta de entrenamiento cuerpo-mente y al ansia sexual que conllevan esta clase de situaciones.

Eyaculación precoz y frigidez | Relación causa efecto

En fin, un círculo vicioso que puede hacer que la pareja «caiga en el cenagal» de la insatisfacción sexual, con los contratiempos, riesgos y dificultades correspondientes.

Lo grave es que no es un asunto tan solo «de lógica» y aceptado por la sexología convencional. El problema es su repercusión a nivel de la energía sexual del hombre y su pareja.

Desde este punto de vista, los coitos rápidos que terminan en una eyaculación desgastan la «carga sexual»: la raiz de la química y el magnetismo de la pareja.

Por el contrario, los coitos prolongados que no siempre terminan en la eyaculación, y que proporcionan a ambos miembros de la pareja un placer intenso y mantenido producen el efecto positivo de conservar y recargar la química, y por tanto, contribuyen al bienestar sexual y familiar.

Por ello, te ofrecemos nuestras soluciones para durar más gratuitas. Además, en nuestro libro de sexualidad masculina, se exponen varios capítulos de enorme relevancia referentes a la temática del presente texto, y técnicas dirigidas a aumentar la capacidad de controlar la eyaculación.

Casos reales

Mujer insatisfecha por eyaculación rápida

Las relaciones con mi pareja son muy rápidas, es decir, en el coito, durante la penetración, prácticamente a la segunda entrada él ya termina, así que yo no puedo disfrutar de una penetración duradera y placentera, lo cual me frustra y me quita la excitación, y al final no logro el orgasmo ni con estimulación debido a su eyaculación precoz.

Me han dicho que quizá mi vagina sea muy caliente, pues la temperatura acelera la eyaculación y orgasmo del varón, ¿es verdad? ¿Cómo puedo hacer para poder disfrutar de una penetración mas prolongada, o es que mi pareja no sabe controlar?

Aunque me ha pasado esto con más de una persona, si me estimulan, al principio puedo lograr un orgasmo antes de empezar la penetración, pero el caso es que me gustaría disfrutar del coito también.

Por favor, ayúdenme con este problema porque al final, aunque tenga orgasmo siempre quedo insatisfecha e incluso avergonzada por ser yo la causante de que mi pareja no pueda controlar el orgasmo durante la penetración.

Nuestras relaciones son bastante infrecuentes por esta razón; es decir, tenemos relaciones una o dos veces por mes, y esta situación nos ha alejado de tal modo que hemos estado sin tener relaciones por más de 3 meses, que para mí fueron muy problemáticos, porque aunque a veces trato de liberar la tensión masturbándome, al final siempre termino con mucha ansiedad porque ansío una penetración real y duradera.

Asimismo, la masturbación se me hace incómoda psicológicamente, pues dicen que el hombre piensa en el sexo con mucha más frecuencia que la mujer, pero en mi caso es al revés, o al menos en esta etapa de mi vida, en la que me siento insatisfecha sexualmente.

Vuelvo a preguntar: ¿puedo ser yo o la temperatura de mi vagina la causa de que mi pareja tenga eyaculación precoz? Y de ser así, ¿es algo que se puede arreglar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies