Mi familia marcó mi sexualidad

Determinadas experiencias vividas en el seno de la familia, especialmente durante la etapa infantil o adolescente, pueden condicionar la sexualidad en la vida adulta. Asimismo, una educación sexual demasiado estricta y/o restrictiva puede interferir con un desarrollo sano y adecuado del individuo. Nuestros test te ayudan a detectar si padeces disfunciones sexuales.

familia y sexualidad

Asimismo, en algunos de nuestros libros recomendados sobre salud sexual puedes leer más al respecto, y a continuación te exponemos una serie de casos reales extraídos de nuestro servicio de consulta gratis, que ilustran perfectamente las repercusiones que los comportamientos paternos inadecuados pueden provocar en la vida adulta de sus hijos.

 

Familia y sexualidad | Malas experiencias

El comportamiento de mis padres me erotizó demasiado

Hola, tengo 37 años, y no he tenido mucho sexo con hombres, ni siquiera con mi pareja estable. Llego con facilidad al orgasmo por masturbación pero no cuando estoy sola. Hoy tengo una pareja estable y si bien lo amo y lo deseo mucho, no logro excitarme de la misma forma cuando estoy con él que cuando estoy sola masturbándome. ¿Cómo puedo hacer para disfrutar más del sexo en pareja y lograr excitarme de la misma manera o más que cuando estoy sola? Incluso sola me excito pensando en él pero, ¿por qué solo puedo cuando él no esta presente?

No tengo dinero para pagar una terapia en este momento. Si me pueden tirar una idea de como lograr excitarme delante de él serían de gran ayuda.

De mi historia familiar les puedo decir que mi madre fue violada en su adolescencia y después con mi padre tenían una actitud desfachatada en cuanto al sexo, al punto de tocarle él a ella las partes sin importarles que yo de niña estuviese delante, e incluso burlándose de mi molestia. De niña les decía que fueran al cuarto.

Por otro lado me masturbaba mucho de adolescente, supongo que por una inevitable erotización debida al comportamiento de mis padres. Por otro lado, por rumores familiares, tengo una imagen de que mi hermana es y ha sido fácil con los hombres, y ese comportamiento me da rechazo. De hecho me cuesta confiar en las mujeres, y creo que la mayoría no tienen códigos y que coquetearían con mi pareja, incluida mi hermana. No tengo dudas de que ella engañaría a su marido, si ya no lo ha hecho.

De alguna forma, siento que tengo más códigos que otras mujeres al respecto de respetar hombres de otra mujer. No sé lo que me pasa pero en definitiva me gustaría saber qué puedo hacer para que por fin pueda disfrutar de una vida normal, tener relaciones con mi pareja sin tener que masturbarme cuando él se duerma y poder soltarme con él -porque lo adoro- como lo hago cuando estoy sola. Ojala me puedan ayudar.

Esta entrada fue publicada en Sexología. Guarda el enlace permanente.

One Response to Mi familia marcó mi sexualidad

  1. Lora dice:

    Tengo treinta y un años cuando voy a iniciar el coito con mi pareja no siento ganas, aun así lo intento. Durante la relación sexual hay estimulación con besos, caricias, sexo oral, diferentes poses; me gusta ver lo que hace mi pareja por estimularme…
    Cuando llega el momento de la penetración durante un largo tiempo siento que voy a llegar, me siento excitada y para que eso sea así debe haber un ritmo constante. Cuando ya voy a llegar o él se cansa o llega. Antes yo era quien lo buscaba para tener relaciones sexuales, me excitaba con facilidad, llegaba con facilidad, quería seguir aunque llegara ahora se invirtieron los papeles. Este viene sucediendo hace mas o menos tres meses y hace ocho años tengo esta relación en la convivo en unión libre. A veces siento ganas de vomitar durante el acto sexual, deseo terminar rápido, siento bastante sensibles los senos, trato de despejar mi mente y llegan recuerdos en algunas ocasiones de los problemas que hemos tenido, cuando el me pide que lo hagamos le saco excusas, antes lo hacíamos en todas partes ahora siento pudor, cuando lo tengo cerca a veces lo veo muy arrugado, con cara de una persona peligrosa, a veces siento malos olores, aunque realizamos el sexo oral este no es suficiente para que yo pueda excitarme.
    Cuando era niña mas o menos entre los siete y diez años yo accedí con mis tres hermanos en diferentes ocasiones y no con todos a la vez a tener contacto sexual, cuando lo hacía me parecía algo normal, no había penetración era una actividad de tocar, acariciar, tanto ellos a mi como yo a ellos recuerdo esos momentos con tristeza porque ellos eran mas conscientes que yo de lo que estaban haciendo, porque esto sucedía a raíz del descuido de mi madre. Así fue como sucedieron tres cosas: una que había un inquilino en la casa de una edad cercana a la mía con el que yo tenia contacto sexual, luego me gustaba masturbarme dentro de la habitación con las ventanas abiertas y presentir ser observada y finalmente siendo menor de edad a penas encontré la forma me fui a vivir lejos de casa en otra ciudad allí conocí un hombre que era mayor que yo mas o menos unos veinte años con el cual tuve un hijo a los diez y nueve años de edad me separé pronto de él y al tiempo deje que el se quedara con el niño lo cual ha causado en mi gran impacto pues ahora lo quiero recuperar y ya es difícil.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.