Disminución de libido en mujer parapléjica

Desde hace cuatro años mi deseo sexual es muy bajo; justo después de nacer mi hijo fui perdiendo el interés. Cuando mi hijo nació tuve un problema hormonal durante un año, en el que no me bajó la regla, tenía mal humor, y comencé a engordar mucho, hasta el grado de dejar de sentirme atractiva y verme fea y gorda.

Seguí varios tratamientos hormonales, que como ya dije, funcionaron después de un año, pero mi bajo interés sexual sigue hasta el momento actual. Antes de todo esto, yo era una persona muy activa sexualmente hablando. Cabe mencionar también que desde hace 11 años soy parapléjica debido a un accidente automovilístico en el que perdí la movilidad y la sensibilidad de la cintura para abajo, pero eso no había afectado mis relaciones sexuales a pesar de no sentir, pues lograba encontrar la forma de disfrutar del sexo, de mi cuerpo y de mi pareja. 

Necesito ayuda, por favor; mi esposo y yo estamos desesperados. Muchas veces he llegado a leer literatura erótica o he visto pornografía y he conseguido excitarme, pero no encuentro excitación con mi esposo. No sé si es él, o si soy yo, o si es la química de ambos. Yo no sé si mi falta de sensibilidad debido a mi lesión medular sea la culpable o si es algo hormonal, o si tengo alguna otra cosa, no lo sé…

Respuesta del experto

Estimada consultante, haría bien usted en comunicarnos su problema hormonal, pues en función de lo que se trate, podría estar interfiriendo o no con su libido. En todo caso, consúltelo en persona con su médico o ginecólogo.

Asimismo, le sugerimos que siga una dieta adecuada a su estado de salud y condiciones, así como ejercicio físico prescrito por un facultativo. La razón es que viéndose mejor y gustándose más a sí misma hay más posibilidades de normalizar el deseo sexual, muy influenciable por el grado de autoestima.

La disminución del deseo sexual tras el embarazo y parto es muy común, y además de hacerse un chequeo médico completo conviene adaptarse a la nueva situación con paciencia, estrategia y sin perder de vista la importancia de la energía sexual femenina.

Conforme a su relato, no creemos que la causa de su escaso apetito sexual sea la lesión medular, pues usted consigue excitarse por otros medios. Por el contrario, sí parece que la química entre usted y su pareja haya disminuido, y requieran reinventar su vida sexual en común. Les recomendamos la práctica de fantasías sexuales saludables , el uso de juguetes eróticos y la formación en técnicas sexuales para aumentar el magnetismo y la satisfacción en pareja.

Esta entrada fue publicada en Deseo hipoactivo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.