Pompoir | Qué es y cómo se hace

pompoir¿Todavía no conoces el pompoir? En pleno siglo XXI, demasiadas personas siguen dejándose llevar por los hábitos sexuales dañinos, y continúan practicando un sexo instintivo, rápido, compulsivo… Se dirigen hacia el lecho amoroso para deshacerse de sus pasiones, a sacudirse los impulsos de su libido… Es como si fueran a quitarse un peso de encima. Y realmente se lo quitan, porque esta forma de sexualidad lleva a la pérdida de energía sexual y al agotamiento vital. Puedes aprender más sobre estas cuestiones en el libro Energía Sexual.

En el polo opuesto está el Pompoir, también denominado “beso de Singapur” o “toque de flauta”, una técnica sexual de origen oriental cuyo antigüedad no puede determinarse a ciencia cierta. Su práctica continuada puede ser beneficiosa para la falta de deseo y la anorgasmia femenina; y también para la impotencia y la eyaculación precoz del varón. De hecho, es uno de los métodos que enseñan los médicos expertos de nuestro servicio de coaching sexual.

Funciona porque puede incrementar la energía sexual de la pareja, además de servir como valiosa alternativa para experimentar un placer sensual diferente y exquisito, como el que tratamos de promocionar mediante nuestra bibliografía recomendada.

 

Pompoir | Cómo se practica

Su práctica es sencilla y fácil de aprender, pero conviene que la mujer tenga su musculatura perineal en forma y tonificada, por lo que se recomienda un mínimo de dos meses de ejercicios de Kegel antes de comenzar este delicioso juego de los sentidos.

Un manera fácil de comenzar a practicar Pompoir

En primer lugar, debe elegirse una posición cómoda para ambos. Las más recomendables son: tumbados de lado o la mujer encima.

Antes de la penetración, conviene que la vagina se encuentre bien dilatada y húmeda, y que ello se consiga a través del sexo oral o digital (con los dedos), con el fin de que el hombre no entre con el pene demasiado excitado.

Una vez dentro, el varón permanecerá relajado y quieto, con la atención enfocada en las sutiles sensaciones que los besos y caricias le vayan proporcionando, así como en el placer que la fémina, a su propio ritmo, le vaya provocando con los movimientos de su vagina.

Eso es el Pompoir: la que se mueve es ella. Él permanece en placentera quietud y relajación con la atención puesta en el gozo y el encanto que su pareja sepa proporcionarle.

La manera ideal de terminar: ella con múltiples orgasmos; él con orgasmos y sin eyaculación. Pero este último punto es el más difícil, y requiere de una preparación personal previa. Si quieres adquirir habilidades avanzadas en la práctica del Pompoir podemos enviarte un material teórico-práctico específico de muy alta calidad al contratar nuestro servicio de coaching sexual desde aquí.

Esta entrada fue publicada en Sexología. Guarda el enlace permanente.

2 Responses to Pompoir | Qué es y cómo se hace

  1. Maria Elena Godinez dice:

    Me interesa xq mi novio de hace casi 3 años no me busca mucho para relaciones sexuales. Le gusta estar conmigo, dormir abrazado a mi, hacer todo juntos y la familia. Pero cuando se llega al punto totalnente intimo hace qe yo quede satisfecha pero el a veces ni eyacula. si se erecta y todo, pro a veces no puede terminar y se levanta y se va. ve pornografia y las mujeres con minifaldas y shorts en la calle pero no le gusta que yo las use. como hago para que deje esa practica?
    es por eso?

    • sanatusexo dice:

      Hola María Elena. No vemos adecuado para vuestra sexualidad que tu marido tenga el hábito de visualizar porno. Es posible que esta tendencia le drene la energía sexual requerida para culminar correctamente su respuesta sexual cuando hacéis el amor. Un saludo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.