Próstata grande | Tratamiento | Evidencia científica

Próstata grande o inflamada - tratamientoSi crees que tienes la próstata grande o inflamada, o bien padeces síntomas de hiperplasia benigna prostática, te recomendamos leer este artículo, con las últimas novedades y evidencias científicas* sobre el tratamiento del síndrome del tracto urinario inferior (STUI), denominado antaño como «prostatismo». También te conviene esta información si sufres problemas de erección además de síntomas de próstata grande.

Próstata grande o inflamada – STUI | Consejos

– Los hombres con síntomas leves son candidatos para la espera vigilante, que incluye los siguientes componentes: educación, tranquilización, supervisión periódica y consejos sobre el estilo de vida.

– A todos los hombres con síntomas irritativos se les debería ofrecer consejos de estilos de vida previos al tratamiento farmacológico o concomitantes al mismo:

• Reducción de la ingesta de líquidos a determinadas horas con el fin de disminuir la frecuencia urinaria en los momentos más inconvenientes -de noche, al salir con gente, etc.- No debe bajarse menos de 1500 ml al día.

• Eliminar o reducir el consumo de cafeína y alcohol, por su potencial efecto diurético e irritante: aumentan la salida de líquidos y la frecuencia, la urgencia y la nicturia.

• Empleo de técnicas de relajación.

• Vaciado uretral para evitar el goteo posterior a la micción.

• Métodos de distracción para ayudar a controlar los síntomas irritativos: apretar el pene, ejercicios respiratorios, presión perineal y técnicas mentales para dejar de pensar en la vejiga y el retrete.

• Re-entrenamiento vesical: aprender a «aguantar» cuando exista una urgencia sensorial con el fin de aumentar la capacidad de la vejiga (hasta unos 400 ml) y el intervalo entre evacuaciones.

• Revisar la medicación del hombre y optimizar la hora de administración o sustituir los fármacos por otros que tengan menos efectos urinarios.

• Aportar la ayuda necesaria si existen problemas de habilidad, movilidad o salud mental.

• Térapia del estreñimiento.

Próstata grande o inflamada – STUI | Tratamiento con fármacos

– Varones con STUI irritativo de moderado a grave se benefician rápidamente con los α-bloqueadores. Hombres con la próstata dilatada, especialmente >40 ml, mejoran con los inhibidores de la 5α-reductasa (5-ARIs) que reducen lentamente el STUI y la probabilidad de retención urinaria o la necesidad de cirugía.

– Los antagonistas del receptor muscarínico pueden tenerse en cuenta para varones en los que predominan los síntomas de almacenamiento.

– El inhibidor de la fosfodiesterasa tipo 5 tadalafilo puede reducir el STUI rápidamente y con una potencia similar a los α-bloqueadores, y también mejora la disfunción eréctil.

– La desmopresina puede usarse en varones con nicturia basada en unos antecedentes de poliuria.

– El tratamiento combinado mediante α-bloqueador e inhibidor de la 5α-reductasa (en hombres con próstata de gran volumen) o antimuscarínico (en síntomas de almacenamiento persistentes) combina los efectos positivos de cada fármaco y mejora la eficacia.

Próstata grande o inflamada – STUI | Tratamiento quirúrgico

– La cirugía prostática está indicada en varones con indicaciones absolutas o STUI resistente al tratamiento farmacológico debido a obstrucción prostática benigna.

– La resección transuretral es la intervención standard indicada actualmente para varones con próstatas con un tamaño de 30 a 80 ml, mientras que la cirugía abierta o la enucleación prostática con láser holmio por vía transuretral se recomienda cuando la próstata es mayor de 80 ml. Las alternativas a la resección transuretral monopolar son la resección transuretral bipolar y la incisión prostática transuretral (para próstatas <30 ml) y los tratamientos con láser. La terapia transuretral de microondas y la ablación transuretral con aguja son tratamientos efectivos y poco invasivos con tasas de recidiva mayores que la resección transuretral. Los stents prostáticos constituyen una alternativa a la cateterización cuando la cirugía está contraindicada. Las inyecciones intraprostáticas de etanol o toxina botulínica están todavía en fase experimental.

*Fuente del artículo: www. uroweb.org/gls/pdf/12_Male_LUTS.pdf

Esta entrada fue publicada en Andrología. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.