Donde está el punto G

Punto GSe denomina Punto G a una zona rugosa situada aproximadamente a cinco centímetros de la entrada de la vagina en su pared anterior. Es llamado “G” al haber sido estudiado en la década de los 50 del siglo XX por el Dr. Ernst Grafenberg, de cuyo apellido toma su nombre. Este ginecólogo alemán realizó varios experimentos sobre el tratamiento de la anorgasmia femenina concluyendo que dicho punto podría ser el responsable del «orgasmo vaginal». Posteriores investigaciones demostraron que hacer distinción entre orgasmo clitorídeo y vaginal puede ser erróneo desde el punto de vista fisiológico.

Sobreestimada su eficacia para facilitar el orgasmo y sanar la anorgasmia, sí parece ser que una estimulación apropiada y certera podría acrecentar la intensidad del clímax femenino. A pesar de ello, en la sexología se continúa considerando al clítoris como el verdadero gatillo del orgasmo de la mujer: la zona anatómica crucial de cuyo correcto manejo depende fundamentalmente la fase «explosiva» de la respuesta sexual de la fémina.

Si el punto G es pequeño, es posible que sea difícil de localizar, especialmente si no existe excitación erótica, pues es en esta fase de la respuesta sexual cuando aumenta su tamaño. Se encuentra en la uretra esponjosa, un área anatómica repleta de terminaciones nerviosas que la hace altamente sensible a la estimulación, donde también están  las glándulas de Skene, ubicadas alrededor de la uretra, y responsables de la llamada “eyaculación femenina”, pues también pueden reaccionar al hiperaflujo sanguíneo de la fase de excitación, mediante la secreción de un fluido similar al prostático.

No es fácil encontrar el punto G, por lo que necesitarás ayuda sexológica mediante una instrucción adecuada si no logras ubicarlo por ti misma. No obstante aquí te dejamos las mejores posturas para poder gozar de las ventajas que aporta en la obtención de mejores orgasmos y solución de la anorgasmia femenina:

  • El hombre detrás en posición de “a cuatro”.
  • Mujer sentada en el borde de la cama y hombre arrodillado
  • Mujer tumbada boca abajo y hombre encima.

Casos reales

No encuentro mi Punto G

Hola, soy una mujer de 21 años. He crecido en un ambiente poco estable y mis padres tras muchos problemas se han separado. Mi padre se marchó cuando tenia 14 años y me quedé sola acompañada con mi hermano y mi madre, con la que tenia poca conversación y fue tras un año que de verdad empecé a tener relación con ella. Mi primera pareja sexual fue a los 15 años y medio. Me sentí preparada para empezar con el coito pero la primera vez no fue fácil, mi cuerpo parecía como si lo negase mientras que mi mente parecia atreverse, al no tener lubricación suficiente dejamos de intentarlo pero al poco rato si ocurrió. Tengo la sensación de que tenia que haber esperado ya que nunca habia intentado yo misma a descrubrir mi placer, pero como llegaba a algo parecido al orgasmo presionando muy fuerte mis piernas y mis manos en la zona intima de manera que sentia un placer intenso y lo mejor es que llegaba muy rapido en cuestión de 5 minutos pues creía que ya lo sabia todo sobre sexo. Mis relaciones sexuales con mi primera pareja proseguían durante un año. Habia mucha variedad de todo tipo de posiciones a masajes con aceite y bondage, pero nunca sentí lo que era un orgasmo con él. Era como si no tuviera sensibilidad y no tuviera un punto G, por lo que asumí que era mejor fingir para que él si que obtuviera su placer sexual conmigo. Acabé contándole la verdad, y tras seguir intentando al final acabamos con nuestra relación. Fue un año despues cuando tuve relaciones sexuales de nuevo y ninguna me fue satisfactoria, habia mucha lubricación y sentia deseo por sentir la penetracion pero siempre lo mismo. Me sentí con valor de contarlo a mi madre y mi hermana y ella misma me dijo de probar con la copa de la ducha. Un nuevo mundo se abrió ante mi ya que al estar manejando las corrientes de agua sobre mi clitoris durante mínimo 20 minutos descubria puntos que poco a poco me llevaban a un orgasmo tan intenso que hasta temblaba y quería gritar, y con la práctica tenia incluso dos o tres seguidos. Asi que empecé a practicar con las manos y dedos, pero nada, no sentia lo mismo. Mi apetito sexual seguía creciendo pero no tenia nada que lo calmase ni nadie que lo pudiera hacer por lo que seguía fingiendo en mis próximas relaciones ya que sabia lo que tenia que hacer para satisfacer a un hombre pero no a mi misma aun investigando por internet la posible causa. Fue a la edad de 18 años cuando descubrí el poder de un vibrador y sus efectos en la sensibilidad del clitoris, y con la práctica llegaba al climax mas rapido. Utilizaba el vibrador todos los dias pero no me calmaba el deseo sexual, al reves, me excitaba todavía más. Despues de muchas relaciones sexuales con diferentes hombres, incluso una mujer en un trío, llegaba a la conclusión de que que durante el coito no siento casi nada y si tardan al llegar al orgasmo incluso ya no me excitaba hasta quedar seco e irritado. Solo con la postura a cuatro patas siento algo intenso, pero parece como si mi cerebro no deja soltarme, lo mismo ocurre cuando yo estoy arriba y voy rapido sobre él. Durante un año deje de centrarme en relaciones con hombres hasta que llegó lo que es mi pareja actual. Mi pareja es de edad 23 y ha tenido relaciones con un total de 16 mujeres. Su complexión es atlética y su miembro es de anchura y longitud bastante grande. Mi primera noche con él fue una mezcla entre alcohol y luces apagadas. Sentí tanto placer que casi llegaba a lo que estaba esperando pero como esperamos mucho a este momento él no pudo más y no es un hombre que lo haga dos veces seguidos. Con esperanza entramos en una relación con mucho amor por parte de los dos, besos apasionados y deseo por estar juntos asolas pero no lo suficiente como para que yo llegará al climax por muy mojada que estuviese. Empezamos a vivir juntos y él no sabe que no tengo orgasmos, creo que es la costumbre, pero en este momento tengo la necesidad de solucionar de verdad este problema porque lo veo afectar a mi relación con él y es lo último que deseo. Mi situación actual es: no tengo deseo por hacer el amor, he pasado por varios problemas vaginales como infecciones urinarias por lo que ya no me es placentero e incluso evito total contacto con él para no terminar en el coito. No siento lo suficiente durante el sexo oral y parece como si mi sensibilidad desaparece junto a los pasos de su lengua sobre mi piel. Tengo el pensamiento de que mi mente no se relaja y junto con mi no existente punto G siento una presión tan grande que se me hace imposible disfrutar del contacto sexual. No se que problema tengo exactamente, si es psicológico, que creo que algo debe de tener, o es físico, que si es este quisiera saber como llegar al orgasmo durante el coito sin utilizar un vibrador en el clitoris. Espero que este haya sido suficiente información para atender a mi problema, que usted es mi esperanza. Un agradecido saludo.

3 comentarios en “Donde está el punto G”

  1. Hola, tengo 18 años y mi problema es que solamente llego al orgasmo si me toco yo.
    Me toco desde los 13 años y siempre he llegado al orgasmo.
    Con 17 años con mi anterior «novio» lo hicimos una semana todos los dias y no me corri nunca, creo que solo una vez pero muy poco, nisiquiera con el sexo oral ni cuando me tocaba.
    Ahora con mi actual novio me pasa lo mismo, aun no hemos tenido sexo oral y no lo hemos hecho en la cama, solo en el coche y en el cine, pero sigo igual, no me he corrido ninguna vez en 1 mes de ninguna manera, solo mini orgasmos cuando dejamos de hacerlo y cruzo las piernas. Pero yo me toco casi todos los dias y tardo hasta 2 minutos solo en llegar al orgasmo!
    Aparte durante el coito si penetra profundamente no me da placer, solo me gusta de verdad cuando entra, es decir de manera mas «superficial», ya que siento que mi punto G esta como hacia fuera, ya que cuando me toco sola combino clitoris y vagina pero muuy superficialmente, nisiquiera introduciendo completamente los dedos, y asi es como llego al mejor orgasmo.
    Aparte siento mas cuando me toco el clitoris solo con las piernas mas juntas, si las tengo abiertas del todo y me toco el clitoris solo no me acaba de convencer, ahi tendria que combinar con la entrada de la vagina como he explicado antes.
    Me gustaria saber algun remedio, estoy bloqueada de alguna manera? O que es lo que sucede?
    Espero respuesta lo antes posible,
    Gracias.

  2. Educación sexual asignatura obligatoria en todos los estudios,a igual que las asignaturas de educación fisica o yoga, dietética o gastronomia y meditación, tienen que ser obligatorias si queremos encotrar el equilibrio en el ser humano para un mundo mejor.
    Saludos sexuales.
    Enric

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies