Sexo y embarazo

Sexo y embarazo no son incompatibles. Sin embargo, el embarazo es un proceso que se acompaña de cambios hormonales, físicos, emocionales y sociales capaces de afectar a la vida sexual de la pareja. Si estás embarazada, vas a estarlo, o eres hombre y tu mujer es gestante, te conviene leer este artículo.

sexo y embarazo

Durante el primer trimestre los cambios en el aspecto físico son mínimos en la mayoría de los casos, pero son frecuentes los trastornos que pueden repercutir en la sexualidad de la pareja, como las náuseas, vómitos, cansancio, mareos o somnolencia. También existe una proporción de mujeres que aprecian una disminución de su apetito sexual, aunque más de la mitad no lo experimentan. También es frecuente el miedo de hacer daño al feto si se mantienen relaciones sexuales.

 

Sexo y embarazo | Posiciones y consejos

Conforme avanza la gestación, la transformación física de la mujer es más evidente y obliga a realizar ciertos cambios en las posturas y técnicas sexuales. Se aconsejan posiciones sexuales que eviten la presión sobre el abdomen, como las laterales, la mujer encima, o bien el hombre atrás, con el objetivo de facilitar el control de la penetración por parte de la fémina. Es muy importante cuidar la higiene genital en ambos miembros de la pareja, para prevenir infecciones que pueden ocasionar complicaciones obstétricas.

Si se siguen estos consejos sexuales, y no existen enfermedades o situaciones que lo contraindiquen, puede desarrollarse una vida sexual activa durante todo el embarazo normal. No obstante, la embarazada debe comunicar cualquier episodio anormal durante el coito: contracciones uterinas, dolor intenso o sangrado vaginal.

Además, el embarazo puede aprovecharse para la exploración de nuevos juegos sexuales, fantasías eróticas y otras formas de estimulación mutua diferentes al coito; y a nivel afectivo puede ser vivido con una profundidad que puede propiciar el fortalecimiento del vínculo afectivo de la pareja. Si se tienen dudas, aparecen disfunciones sexuales o conflictos de pareja, se recomienda siempre solicitar terapia sexual o de pareja.

Tu opinión nos interesa: ¿qué te ha parecido este artículo?

 

Esta entrada fue publicada en El mundo de la pareja. Guarda el enlace permanente.

One Response to Sexo y embarazo

  1. Isa dice:

    Actualmente tengo 34 años, inicie mi vida sexual a los 15, por lo que hoy tengo dos hijos de 16-17. Nunca he sentido un orgasmo ni antes ni después de los embarazos. Con el tiempo me volví a casar y para ello conocí otras personas pero sucedió lo mismo. Me casé de nuevo hace 8 y mi esposo es él hombre que verdaderamente he amado, pero con el tampoco he logrado tener un orgasmo (solo en 4 ocasión tuve eyaculacion femenina) tenemos un pequeño de 5 años y en un mes más doy a luz a mi cuarto y último hijo. Actualmente estamos separados por muchas cuestiones y el ahora insiste en que como hombre no puede aceptar que a la mujer nunca la haya hecho sentir plena. He hablado con él y le he explicado que yo me siento plena con lo que me hace sentir, que como puedo sentirme insatisfecha por algo que nunca he vivido, no lo conozco y es algo que nunca me ha quitado el sueño. Ahora con todo esto, quisiera ayuda, no porque quiera sentir un orgasmo si no para que el entienda que quizá es una condición física y no es por el. Mi esposo es un hombre muy activo en la intimidad y por supuesto me gusta y lo amo pero no entiende que no es el. He pensado muchas veces que quizás estoy bloqueada, quizá mi clitoris no tenga el tamaño o distancia correcta, que tal vez sea por los labios vaginales que cambian en el parto o no sé qué otra cosa pueda ser ya que fueron pocas parejas sexuales en mi vida y con ninguna he logrado sentir eso a lo que llaman órgasmo. Lo que sí me pasa mucho es que siento rara la cabeza y me mareo un poco, también me canso por lo que debo parar y de ahí no sucede otra cosa, quiero seguir pero me canso y ese es un proceso muy tardado yo creo por eso o no se un orgasmo en que tiempo deba lograrse pero yo me canso, me sofoco, debo parar y me quedo con ese malestar en la cabeza.

    Gracias por permitir exponga mi situación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.