Sexo y puerperio

puerperio y sexualidadSexo y puerperio no son incompatibles. Sin embargo, durante la etapa del puerperio (periodo comprendido entre el parto y la recuperación de los órganos genitales), se produce una modificación general de la respuesta sexual de la mujer que se traduce en una menor lubricación vaginal, congestión de los labios mayores y menores, y disminución de la capacidad orgásmica o anorgasmia. La capacidad sexual femenina se normaliza en alrededor de 45 días.

Asimismo, el apetito sexual está disminuido en las primeras semanas del puerperio debido a las alteraciones del estado físico -cansancio, somnolencia, episiotomía, laxitud muscular, expulsión de loquios, dolores cólicos hipogástricos (entuertos), complicaciones del parto, y otros problemas.

 

Sexo y puerperio | Cuarentena y consejos

El reinicio de las relaciones sexuales requiere de un período de recuperación cuya duración es discutible. En general, en ausencia de problemas derivados del parto que lo contraindiquen, se recomienda reanudar el coito a los 40-45 días del alumbramiento (cuarentena) con el fin de evitar complicaciones, sobre todo infecciosas, que pueden revestir gravedad. Sin embargo, durante esta fase se permiten caricias y juegos eróticos que no incluyan la penetración vaginal.

También existe una alta proporción de mujeres que presentan una disminución del deseo sexual durante la lactancia debido a la adaptación psicológica a su nueva situación y a una menor disponibilidad de tiempo disponible para hacer el amor. Este problema suele resolverse de forma natural transcurrido un año, pero a veces quedan secuelas psicológicas que pueden convertirse en disfunciones sexuales -tanto en la mujer como en su pareja- para las que es necesario pedir ayuda sexual.

Las mujeres con una disminución de la libido persistente postparto suelen presentar antecedentes o indicios de problemas de fertilidad, depresión postparto, problemas de autoestima o un bajo nivel de apetito sexual previo al embarazo. En estos casos se recomienda a la fémina que solicite ayuda sexual, porque esta clase de disfunción sexual debe ser atendida y evaluada cuanto antes.

 

Problemas sexuales en el embarazo | Casos reales

Disminución de la libido después de embarazo

Tengo 25 años, y desde que tuve a mi primera hija hace año y medio mi deseo sexual ha bajado considerablemente. No tengo ganas de hacer el amor con mi pareja, y siempre trato de evadirle.

Antes no teníamos ningún problema, el sexo era algo hermoso y lo disfrutábamos mucho. Las veces que hacemos el amor logro llegar al clímax, pero mi libido sigue baja y veo que complacer a mi compañero es como una obligación.

Todo ello está deteriorando nuestra relación de pareja, y no sé que hacer; aún nos amamos bastante y quiero salvar nuestra vida sexual. Él piensa que ya no le amo, pero no es así; no sé como explicarle lo que me ocurre, ni cómo decirle que no tengo deseos de hacer el amor. Él se da cuenta de que le evito, y veo que se pone triste y se siente mal y no deseado como hombre.

A veces me pregunta porqué no le toco como antes, y la razón está en que ya no le deseo como antes, y no soy capaz de tener una buena respuesta sexual. Siento que se está deteriorando nuestra intimidad. Necesito ayuda urgente para saber cómo subir mi libido y aumentar mi apetito sexual. Muchas gracias.

Esta entrada fue publicada en Sexología. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.