fbpx

Sexología. Qué es y qué no

En los principales medios de comunicación abundan las personas que denominándose a sí mismas como terapeutas sexuales, ofrecen una bochornosa versión de la noble ciencia de la sexología.

sexología

Necesidad de regularización

Ya desde 1907 el Dr. Iwan Bloch, considerado como el primer sexólogo, declaró que la sexología debía ser entendida como una disciplina propia, y no subordinada a otras materias.

Sin embargo, desde entonces hasta ahora, no se ha conseguido regular ni institucionalizar completamente, lo que favorece no sólo el intrusismo, sino también su desprestigio por la eclosión de personajes mediáticos, que ofrecen una imagen distorsionada, acientífica y a veces, asociada o mezclada con el erotismo.

Algo absurdo y grotesco, porque el erotismo es sólo uno más de los elementos que se incluyen dentro de la sexualidad humana.

Por ello, la alta visibilidad de estos personajes no hace sino perjudicar la percepción que la sociedad tiene de una de las disciplinas que más repercusión tienen en el bienestar y calidad de vida del ser humano, tan seria y rigurosa como cualquier otra ciencia de la salud.

Además, cuando la persona que representa a la sexología en los medios es mujer, y se presenta como un reclamo erótico o morboso, el efecto que produce es particularmente desagradable para los profesionales comprometidos frente a la violencia contra las mujeres y la desigualdad, pues detestamos el uso machista de la figura de la mujer como objeto del deseo.

Definición

La sexología es el estudio del comportamiento sexual humano desde todas las perspectivas, y de todo lo relacionado con el sexo. La sexología debe tener un enfoque integral, y su carácter es multidisciplinar.

Abarca, pues, como ciencia y como profesión, diversas disciplinas, tanto médicas como humanísticas, mediante las cuales se puede profundizar en cada uno de los aspectos de la sexualidad humana.

Ramas de la sexología

La sexología contemporánea es una ciencia sanitaria que tiene dos ramas o niveles: educación sexual y sexología clínica

Educación Sexual

La Educación Sexual puede ser ejercida en diversos ámbitos de la sociedad: institucional, docente, medios de comunicación, redes sociales, etc. Y la suelen imparten profesionales de diversas disciplinas sanitarias y no sanitarias.

Sexología Clínica

Por otra parte, según la Ley 44/2003, de 21 de Noviembre, de Ordenación de las Profesiones Sanitarias, la Sexología Clínica puede ser ejercida única y exclusivamente por profesionales de la medicina o de la psicología, y estos últimos con la cualificación de sanitarios a través de un Máster u otra capacitación oficial.

¿Qué ocurre? Por desgracia existen programas formativos abiertos a personas no capacitadas legalmente para diagnosticar o tratar, e incluso hay algunos que no piden ninguna clase de formación universitaria o sólo imparten teoría, excluyendo una formación práctica que, según la Organización Mundial de la Salud, es imprescindible para poder ejercer cualquier modalidad de la sexología.

Por ello, muchos creemos que todos los estados deberían hacer un esfuerzo urgente para regular e institucionalizar un programa formativo específico para cada una de las dos ramas de la noble ciencia sexológica.

Sexología Médica vs Medicina Sexual

Dentro de este escenario, surge el concepto de Sexología Médica, diferente al de Medicina Sexual.

Mientras que la Medicina Sexual tiene un enfoque sobre todo urológico y farmacologico, limitado al tratamiento de las Disfunciones Sexuales y excluyente de otros aspectos cruciales de la terapia sexual, la Sexología Médica incluye las dos ramas de la sexología clínica y está dirigida exclusivamente a los profesionales médicos y médicas de cualquier especialidad.

Abarca un campo enorme: educacional, diagnóstico, terapéutico, rehabilitador, investigativo, jurídico, social y de terapia de pareja.

En mi opinión, la sexología médica es la más completa, pues según la ley, sólo los médicos y médicas pueden explorar y tratar con fármacos a los pacientes, acciones que se hacen absolutamente necesarias en el abordaje de todas las disfunciones sexuales y otras enfermedades íntimamente relacionadas con las mismas.

Este aspecto es muy importante, pues se trata de una condición indispensable para poder atender a las personas y parejas de forma completa e integral.

Esperamos que con esta información resumida se pueda ejercer con mayor libertad (el conocimiento da libertad) el derecho a elegir una sexóloga o sexólogo de verdad, con la formación y experiencia suficiente como para atender cada caso como se merece.

Autoría y Copyright

Autor de la publicación: © Antonio Ferrández Infante. Reservados todos los derechos. Aunque puede compartirse este artículo, no se autorizan copias del mismo sin previa autorización del editor de Sanatusexo.com. Atención: denunciamos plagios y copias no autorizadas.

Bibliografía

Máster de Sexología Médica de la Universidad Europea del Atlántico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies