Técnica de estimulación masculina

estimulación masculinaSi esta técnica se realiza individualmente no debe convertirse en una mera masturbación para alcanzar placer, sino en una estimulación con el único objetivo de fortalecer la energía sexual para conseguir cotas más altas de potencia sexual (erecciones más duras, mantenimiento de la erección y velocidad de respuesta eréctil) y de control de la eyaculación (erecciones más duraderas y retraso del orgasmo). No obstante, puede convertirse en una placentera masturbación siempre que se practique en compañía de una pareja estable y comprometida.

Para saber cuál es el estado actual de tu virilidad haz click aquí para acceder a nuestros test gratuitos y consúltanos si quieres mejorar de forma extraordinaria tu control y/o potencia sexual.

Asimismo, recomendamos elegir fantasías excitantes y a la vez beneficiosas para la energía sexual, es decir que se refieran exclusivamente a una pareja estable y comprometida; pulsa aquí para consultarnos sobre qué fantasías te convienen y cuáles no. Estimularse de esta manera ayuda a controlar y retardar la eyaculación, permitiendo así una mejor adaptación a la respuesta orgásmica de la pareja y a prolongar el coito, si se desea. Este tipo de estimulación predispone a que se mantenga el deseo y la pasión, y es uno de los caminos para la satisfacción sexual continuada del hombre y de su pareja.

La técnica puede realizarse en cualquier momento del día, y se optimizan sus resultados si previamente se realiza una técnica de concentración. Estas son algunas de sus ventajas:

1.- Puede aumentar en cierta medida el tamaño del pene en erección, sobre todo su anchura.

2.- El pene va tomando forma de hongo: aumento del tamaño del glande, lo que dota al varón para proporcionar más placer a su pareja, al poder estimular mejor las paredes vaginales.

3.- Se ahorra energía sexual, lo que supone una respuesta eréctil más rápida y más rígida, y el mantenimiento del deseo sexual.

4.- Se aprende a retardar la eyaculación, para así aspirar a conseguir coitos prolongados y multiorgásmicos.

 

Pasos de la técnica de estimulación masculina

1.- Sin prisas, con lentitud y suavidad.

2.- Objetivo: la erección sin excitación, y no la eyaculación ni el placer. La excitación sexual debe evitarse y limitarse al ámbito de los encuentros sexuales en pareja (para lograr estimularse sin eyacular son beneficiosos los ejercicios de Kegel de forma continuada).

3.- Si se detecta que la estimulación no logra una erección no hay que desesperarse ni caer en un frote excesivo que desemboque en una excitación o eyaculación no deseada.

4.- Un secreto taoísta: estimúlese sobre todo la base y el cuerpo del pene, evitándose el masaje del glande (la cabeza) en lo posible.

5.- Manténgase el pene el mayor tiempo posible en estado de rigidez máxima sin excitación sexual. Para ello pueden darse suaves toques y caricias. Aprender a estar erecto sin estar demasiado excitado es muy beneficioso para el control cuerpo-mente necesario para controlar y retardar la eyaculación.

Estos cinco consejos que parecen simples, pueden aumentar la capacidad sexual masculina y convertir al hombre en un ser más dotado de control y potencia, sobre todo si aprende a hacer el amor sin eyacular.