Disfunción eréctil psicológica en joven inexperto

«Hola, tras hacer un test de disfunción eréctil creo que tengo impotencia psicológica, y mi problema empezó al dejar a mi exnovia. Mi historia es la siguiente: yo estuve desde los 15 años con una chica, y a los 26 la dejé. Con ella nunca tuve ningún problema, sino todo lo contrario: siempre quería sexo, y mis erecciones eran muy buenas y sobre todo, duraderas. Pero desde entonces, con cada chica con la que he estado no he podido a la primera… No hay manera, el pene en lugar de ponerse duro, se me encoje, y la verdad que no es sólo vergüenza lo que paso, es que no lo puedo entender, porque ganas tengo, pero me bloqueo, y me está afectando mucho ya que he rehusado muchas y muy buenas oportunidades de sexo por miedo a no poder responder.

En otras ocasiones, cuando me he obligado a intentarlo, no he podido penetrar, y al final, cuando les cuento mi problema, parece que la cosa mejora, aunque noto que no es como era antes, cuado estaba con mi ex. Y lo extraño es que muchas de las chicas con las que he estado son mucho más atractivas que mi ex, pero no consigo que el pene responda, lo que me frustra mucho, ya que no sé como actuar ante la situación, y como ya he dicho: cuando consigo que se ponga dura y empiezo, noto que no está en su mejor momento, que me falta aguantar la erección, y me noto cohibido, como si no me sintiese cómodo y a gusto, y no sé qué hacer para que se pase.

Al principio pensaba que era algo pasajero, por haber estado tantos años con la misma persona, pero es que ya llevo mas de un año y medio, y esto no se pasa. Además empecé hace como ocho meses una relación y después de la catástrofe de la primera noche, todo fue a pedir de boca, llegué a un buen nivel, y hubo días de más de diez o doce horas de sexo, en los que la chica ya no podía más. Pero pasados tres meses o así la cosa empezó a cambiar, ya no sentía el mismo ansia, y poco a poco empecé a rehusar el acto, llegando ella a ser la que me lo pidiese a mí, en vez de yo a ella, y eso ya me descolocó del todo, ya que durante los once años que duró mi relación anterior, siempre fui yo el que pedía el sexo, a todas horas; siempre estaba con ganas, tanto, que mi ex pensaba que tenía un problema. Y ahora que tengo la oportunidad de poder practicar sexo con más mujeres, y poder resarcirme de los once años que pasé sólo con una, mi pene no responde.

Entiendan que para mí, con la edad que tengo es muy frustrante no poder darle placer a una mujer que te lo está pidiendo a gritos, y aunque lo intento de muchas maneras, no consigo que el pene se ponga en condiciones ni siquiera cuando estoy practicándole un cunnilingus, o ella me está practicando una felación… Imaginad lo frustrante que es eso. Por eso creo que me alejo muchas veces cuando veo la posibilidad de sexo, aunque en el fondo de mi ser me muera de ganas de yacer con la chica en concreto.

Espero haber dado todos los datos necesarios para que alguien sepa como ayudarme, al igual que espero que mi historia ayude a alguien a superar sus traumas, ya que esto, muy a mi pesar, se está convirtiendo en una obsesión, y un trauma mucho mayor de lo que en un principio esperé que se convirtiese. Muchas gracias de un novato.»

 

Impotencia psicológica en joven | Respuesta de experto

Estimado consultante:

Gracias por tu detallada narración, que no sólo me ayuda a responder tu consulta, sino que también ayudará a muchos hombres que, al igual que tú, padecen una disfunción eréctil de origen psicológico.

Según lo que describes, parece que los fallos esporádicos que sufriste tras romper tu primera relación de pareja te han ocasionado un miedo ante las relaciones sexuales que no sólo afecta a tus erecciones, sino también a tu deseo sexual.

Debes saber que tener fallos eréctiles esporádicos –también denominados “gatillazos”- es muy frecuente, sobre todo al cambiar de relación y en personas que no tienen una relación de pareja estable. Asimismo, aunque una persona pueda parecer muy atractiva, dicha sensación puede cambiar a la hora de acostarse con ella, pues puede faltar “química sexual”. Además, mantener relaciones con una persona antes de conocerla bien y haber intimado con ella en aspectos distintos a los sexuales, tiene su riesgo, y puede abocar al fracaso sexual.

Mis recomendaciones son las siguientes: haz una profunda recapitulación de tus experiencias sexuales pasadas para liberarte de tu miedo, conoce bien a una mujer antes de acostarte con ella y no decidas intimar sexualmente sólo en función del aspecto físico externo; observa aspectos de su ética y forma de ser y siente si realmente existe química entre ambos. Si no sientes esa química, la relación sexual puede suponer un nuevo fracaso que retrasará tu avance.

Ponemos a tu disposición nuestro curso online, un tutorial con técnicas de autoayuda para mejorar la potencia sexual, supervisado por tutores expertos.

¡Ánimo, y que tengas mucha suerte!

Esta entrada fue publicada en Disfunción Eréctil. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.