Trastorno del interés/excitación sexual femenino

La reciente unificación de dos disfunciones sexuales femeninas –deseo sexual hipoactivo (DSH) y trastorno de excitabilidad (TE)- en una sola entidad: trastorno del interés/excitación sexual femenino (TIE) ha generado polémica, incluso en los grupos de trabajo que han participado en la elaboración de los nuevos criterios diagnósticos de la DSM-V.

Trastorno del interés/excitación sexual femenino

Trastorno del interés/excitación sexual. Un concepto reciente

El TIE se presenta ahora como un trastorno que engloba dos formas clínicas que hasta 2013 se consideraban como distintas y con entidad propia, aunque muy relacionadas entre sí, y  se define por la ausencia completa o reducción significativa del interés sexual o la excitación sexual.

El trastorno del interés/excitación es una afección frecuente y compleja padecida por mujeres de todas las edades y culturas, que puede darse como consecuencia de uno o varios factores (biológicos, sociales, psicológicos, ambientales y hormonales).

Puede acompañarse de otros procesos, como trastornos del estado de ánimo, ansiedad, ataques de pánico, fobias o trastorno bipolar. Por ello es tan importante ser atendido por un profesional que atienda el problema desde una perspectiva integral.

También es importante considerar que algunos recuerdos inconfesados o secretos pueden ocasionar inhibición del disfrute sexual, así como los asuntos o preocupaciones extramaritales.

La afección puede ser de por vida o adquirida, y su gravedad oscila de leve a moderada o grave. Asimismo, el trastorno puede ser situacional -que ocurre sólo en algunas circunstancias y no en otras- o generalizado -sin limitaciones aparentes-.

Aunque los estudios de prevalencia arrojan cifras dispares entre sí, se considera que la proporción de mujeres afectadas en mayor o menor gravedad por un cuadro de TIE oscila entre el 20 y el 40%, y es más alta en mujeres menopáusicas y en mujeres jóvenes con menopausia quirúrgica, en las que la prevalencia puede duplicarse.

El TIE se asocia a insatisfacción con la vida sexual, insatisfacción con la relación de pareja, a una menor iniciativa de sexo por ella, al menor inicio de sexo por su pareja, menor coito y orgasmo, menor masturbación que en la mujer no afectada por este trastorno, más emociones negativas y peores relaciones íntimas.

Criterios diagnósticos

Según la DSM-V, el TIE se diagnostica si tres o más de los siguientes síntomas se manifiestan en la mujer:

  1. Reducción o falta de interés en la actividad sexual
  2. Ausencia o disminución de fantasías y pensamientos sexuales o eróticos
  3. Inicio reducido o ausente de la actividad sexual y habitualmente no receptiva a los intentos de la pareja por iniciarla
  4. Excitación o placer sexual ausente o reducido durante la actividad sexual en casi todas o todas las ocasiones (aproximadamente 75%–100%) de la actividad sexual en pareja
  5. Excitación o placer sexual ausente o reducido en respuesta a cualquier invitación sexual o erótica, interna o externa (p. ej., escrita, verbal, visual)
  6. Sensaciones genitales o no genitales ausentes o reducidas durante la actividad sexual en casi todas o todas las ocasiones (aproximadamente 75%–100%) de la actividad sexual en pareja (en situaciones y contextos concretos o, si es generalizada, en todos los contextos).

Estos síntomas deben haber persistido durante un mínimo de seis meses, haber ocasionado un malestar significativo en la fémina, no se explican mejor por un trastorno mental no sexual o como consecuencia de una alteración grave de la relación (p. ej., violencia de género) u otros factores estresantes significativos, y no se pueden atribuir a los efectos de una sustancia/medicación o a otra afección médica.

Cuestionarios de autoevaluación

Entre nuestra selección de test sexológicos puede acceder de forma gratuita a los test de libido y anorgasmia respectivamente, que le ayudarán a hacerse una idea del estado en que se encuentra su funcionalidad sexual y por ende, detectar a tiempo un trastorno del interés/excitación femenino.

Trastorno de la excitación femenina | Casos reales

Baja excitabilidad y esclerosis múltiple

Padezco una condición de salud llamada esclerosis múltiple, entre cuyos síntomas se encuentran el poco apetito sexual y la dificultad para tener un orgasmo. Mi esposo hace lo que puede pero se me hace imposible llegar al clímax. Quiero saber cómo se pueden mejorar estas dos disfunciones sexuales para así tener una vida sexual plena.

Estos problemas se presentaron desde antes de conocer mi diagnóstico. Quiero saber si hay algún producto en el mercado que podamos utilizar. Deseo resolver mi problema pues temo que mi esposo se canse de mi falta de deseo sexual y consiga fuera lo que no tiene en casa.

He comprado pequeños juguetes eróticos que puedan hacerme lograr un orgasmo, y aún así se me hace bien difícil. También he comprado lencería para ver si de esta manera logro estimularme y poder tener un encuentro sexual maravilloso.

Mi esposo siempre queda satisfecho pues ya que no me centro en mí por no poder sentir un orgasmo, y le doy todo a él. Actualmente estamos teniendo muchos problemas por pequeñeces que nos hacen difícil el convivir sin una discusión.

Pienso que tal vez se deba a que él sienta que tengo sexo con él sólo para complacerlo y no porque le amo. ¿Será beneficioso incluir películas pornográficas en nuestros juegos preliminares, hacer uso de cremas estimulantes, juguetes sexuales?

Pero también temo que al hacer esto él se sienta ofendido y crea que mi falta de deseo y el no lograr un orgasmo sea porque no me estimula lo suficiente. Necesito urgentemente ayuda para mis problemas sexuales.

Lesbiana pierde excitabilidad

Jamás tuve problemas para tener orgasmos, los tenía prácticamente en cada relación sexual con una compañera o a solas. Hace un año y medio aproximadamente entablé una relación seria y estable con una mujer mayor que yo.

Ella manifestaba no tener orgasmos, y de hecho, me evadía constantemente. Con muchísima paciencia logramos que tuviera un mayor apetito sexual y orgasmos en cada relación, a pesar de ser muy esporádicas.

A pesar de que mejoramos enormemente, siempre me acusó de ser insaciable (yo la deseaba mucho) y de ser la que mayor apetito tenía de sus parejas anteriores.

Esto fue molestándome hasta el punto de decidir no tener más sexo. Esta resolución duraba sólo unos días, pero la tomé más de una vez. Finalmente, hace aproximadamente un mes dejé de sentir deseo.

Casi enseguida también, y por primera vez en mi vida, dejé de sentir orgasmos. No sé qué me ocurre, simplemente me quedo en algún nivel de la excitación y lubrico normalmente, pero no puedo llegar al clímax.

Ella se ha dado cuenta, pregunta qué ocurre, y sencillamente no se lo puedo decir, porque no lo sé.

Jamás he estado en esta situación antes, e incluso he empezado a esquivarla, en lo que a lo íntimo se refiere, para no tener que estar en la posición de hacer el amor, cosa que antes me fascinaba, jamás decía que no y siempre decía que sí; ahora solamente es estresante, porque estoy casi segura de que no voy a tener orgasmos.

De antemano quisiera agradecer cualquier orientación que pudieran darme, no sé de donde ha salido este bloqueo y porqué tan repentinamente; es como si me hubiesen desconectado.

Educación estricta como factor de riesgo

Me cuesta mucho excitarme. Mi problema viene desde el noviazgo, cuando por cuestiones religiosas me sentía culpable al tener relaciones sexuales. Cuando me casé la cuestión no mejoró en lo mas mínimo, y me siento muy mal, frustrada por no poder disfrutar al hacer el amor.

Tengo 23 años, estoy casada hace 1 año y medio, y mi problema es falta de deseo sexual; en ningún momento me dan ganas de tener contacto sexual con mi esposo, al cual amo intensamente, y él también me ama.

En este año y medio hemos tenido unas 4 relaciones sexuales y estas han sido insatisfactorias para mí, pues no llego al orgasmo.

Mi esposo también se siente mal, me dice que no tiene autoestima y me busca constantemente, pero yo no cedo para tener relaciones con él, porque no me siento bien, y no quiero caer en hacerlo por compromiso

Cuando a veces empezamos con el jugueteo sexual, yo cedo para que me toque, y no me excito ni me lubrico nada (me veo frígida); cabe mencionar que antes por lo menos sí me excitaba, aunque no disfrutaba de las relaciones sexuales por la cuestión religiosa que antes mencioné.

Por la culpa que sentía por no seguir los lineamientos de mis papas respecto a la moral y la religión -la castidad hasta el matrimonio-, y de hecho, la primera vez que tuvimos relaciones realmente yo no estaba convencida de tenerlas, pero al fin lo hice.

Me quedé embarazada y la nena tiene 1 año de edad; actualmente aún estoy dando de mamar, y sé que la prolactina elevada disminuye la dopamina, que es la hormona del placer, pero no sé hasta que punto es normal.

Mi esposo ha sido paciente pero ambos estamos preocupados por mi tendencia a ser frígida anorgásmica.

Trastorno de la excitación tras histerectomía

Tengo 47 años. Cuando cumplí 45 me sometí a una cirugía de histerectomía radical completa. Con diagnóstico de endometriosis muy severa. A los 42 me realizaron laparoscopia y me quitaron una parte de los ovarios, un mioma y me limpiaron la matriz por endometriosis.

Me casé a los 46 y mi vida sexual es muy difícil, pues no tengo lubricación natural y mi cuerpo no se excita como antes. Quisiera encontrar la manera de volver a excitarme, quiero tener una vida sexual normal con mi esposo. Él se siente absolutamente rechazado y yo creo que esto puede terminar en fracaso matrimonial.

Desde que me operaron estoy tomando Enjuvia® tabletas 0.625 mg una diaria, no he dejado de tomarla desde que me intervinieron. Desde hace 3 meses he tenido que controlar mi peso, ya que he notado que estoy subiendo de peso a pesar de que hago ejercicio y como con una dieta equilibrada.

Nunca tuve hijos, nunca he fumado, no bebo, hago ejercicio todos los días. Fui operada en Houston, Texas. Nunca he tenido enfermedades de ningún tipo, no soy alérgica a nada, me desempeño en mi trabajo normalmente como jefe de shipping en la compañía en la que trabajo.

Quisiera saber si existen alternativas para tener una vida sexual con mi pareja, si es posible llegara tener relaciones sexuales normales. Creo que emocionalmente me afecta no poder dar a mi pareja la satisfacción normal de un matrimonio.

Esta entrada fue publicada en Deseo hipoactivo. Guarda el enlace permanente.

5 Responses to Trastorno del interés/excitación sexual femenino

  1. Clarisa dice:

    Muchisimas gracias de antemano por vuestra respuesta o ayuda en tal sentido.

  2. Clarisa dice:

    Hola, es la primera vez que tomo la iniciativa de confidenciar que tengo una situación intima relacionada con el síndrome femenino del DSH y TIE, del cual nunca habia tomado conciencia hasta hace poco. Tengo 58 pero me veo mucho más joven, y he tenido parejas de corta duración. Desde hace 1 año tengo una pareja (él 57 años) y nos queremos mucho; es vigoroso y bien dotado sexualmente hablando , y tenemos buena quimica en general. Además, es divorciado hace 12 años y estuvo casado 18 años con su única esposa, de quien él manifiesta que a ella le angustiaba tener sexo y siempre se lo negaba. En mi caso ese no es mi problema ya que a mí me gusta tener intimidad con él. Yo no le miento a él al decirle que aún no he sentido orgasmos, pero me he dado cuenta que debo expresarme con él de otro modo, ya que al decirle que «no siento ganas» para dejar que él me incentive, de alguna manera le recuerdo a su ex, ; pero lo bueno es que a los pocos minutos me lubrico bien y logramos pasarlo bien juntos, pero me cuesta excitarme. A pesar de ello, el me ha confesado que se siente feliz conmigo y que le gusta que lo pasemos bien estando juntos.
    La verdad es que a partir de los 46 años yo no he deseado tener más pareja por lo mencionado anteriormente. Y además en ese tiempo no existía en mi país el divorcio, y yo no estaba dispuesta a tener relaciones con hombres casados por mis principios espirituales.
    (Yo padezco de hipotiroidismo desde hace 20 años; sin embargo, el problema mio es muy anterior a dicha condición). Quisiera, si fuese posible vuestra orientación, ya que mi pareja me ha preguntado varias veces cuando voy a comenzar a tener orgasmos, y me dice que «debo concentrarme», como si se tratara de algo tan simple… Yo les agradecería enormemente algún consejo o esperanza en este sentido. Es decir, a mi esto no me complica del todo, ya que he sido franca y asertiva con mi pareja, pero mi relación se podría ver afectada a corto plazo.

    • sanatusexo dice:

      Hola Clarisa, tienes razón: a veces puede no ser tan simple concentrarse durante el acto sexual al mismo tiempo que una se deja llevar hacia el orgasmo a través de una respuesta de excitación adecuada. En esta página puedes acceder a un protocolo gratis que puede ayudarte, pero te recomendamos que busques ayuda profesional si deseas solucionarlo pronto y de forma definitiva. Un saludo.

  3. Helena dice:

    Tengo 32 anos y estoy casada. Ya llevo en total con mi esposo 9 anos desde que comenzamos a salir. Duramos 4 anos de novios en donde teniamos sexo en diferentes lugares sin importar nada. El fue el primer hombre con el que tuve relaciones sexuales. Al comienzo teniamos relaciones con muchísima frecuencia, ahora no mucho. Con el trabajo, el estres, los horarios, etc, es mas complicado. Cuando comenzamos a tener relaciones, yo sentia dolor, pero pensé que al comienzo era normal. Sentía un poquito de placer y varias veces pude alcanzar orgasmos, pero en general siempre me a costado muchísimo alcanzarlo. La verdad es que amo a mi esposo pero no me dan ganas de hacer el amor. Cuando lo hago, lo hago mas por el y como por compromiso que porque realmente me sienta excitada o con ganas. No se que es lo que me pasa o que pueda hacer para que eso cambie. Me hace falta. Quisiera poder tener relaciones con mas frecuencia. Quisiera poder sentir placer en vez de dolor. Quisiera poder alcanzar orgasmos con el y no con un vibrador. La verdad es que si no utilizo el vibrador, no puedo tener orgasmos.
    El ano pasado estuve donde el ginecologo y me tuvieron que hacer una laparoscopia. Tenia un poco de endometriosis y queriamos saber si estaba todo bien ya que estamos tratando de tener hijos.
    A veces siento que le estoy faltando como mujer y como esposa a mi esposo. Se que para los hombres el sexo es MUY IMPORTANTE pero no se que hacer para que me den ganas, para exitarme y para poder comenzar y satisfacerlo. Nosotros hemos tenido muchas conversaciones al respecto y una de las cosas que el me dice es que quisiera que yo tuviera la iniciativa y no siempre tenga que ser el el que comienza.
    Por favor, estoy dispuesta a hacer lo que sea para cambiar. No quiero que mi esposo se vaya a aburrir por mi culpa. Cualquier ayuda o consejo lo agradeceria.

    • carlos andres Vallona dice:

      Hola Elena, si gustas escibirme, estamos realizzando un trabajo sobre un tema como el tuyo, aunq no creas es bastante común el caso, pero aun asi no es justificable, ni se debe aceptar, por tal motivo, queremos diseñar tecnicas para poder disminuir esta problematica, si me escribes te podremos ayudar, sin costo, desde el area de la psicologia existe solución

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.